Correr por decenas de asignaciones provoca un bajo impacto en las metas

 31 agosto, 2014

Cuando se piensa en completar una larga lista de pendientes existe un resultado de bajo impacto en las tareas diarias.

“La implicación de esto es que hacemos un progreso milímetro en un millón de direcciones”, alerta Greg McKeown, estadounidense autor del libro, Essentialism: the disciplined pursuit of less , bestseller del New York Times .

En una columna compartida en su perfil de LinkedIn, el consultor en temas de estrategias y operaciones insistió en la necesidad de “aprender a reconocer lo que es esencial para eliminar lo no esencial” de nuestras vidas.

“Si hacemos esto, entonces podemos alcanzar un punto de mayor contribución”, agregó el consultor quien brinda cinco consejos claves para enfocar las energías en objetivos claves.

1. El juego de la prioridad: invierta cinco minutos en anotar las seis tareas más importantes de mañana, luego, tache los últimos cinco puntos y anote la primera asignación en un papel visible. “Al día siguiente, fije 90 minutos para trabajar en esa prioridad, ojalá, sea lo primero de su día”, aconseja McKeown.

2. Sus 60 segundos de claridad: cada hora, realice una pausa de un minuto para preguntarse “¿es esto lo más importante o valioso que podría estar haciendo en este momento?” Si la respuesta es no, simplemente haga un alto, enfoque su tiempo y energía en su prioridad, señala el consultor.

3. Dos por el precio de uno: si debe –o desea-– agregar una nueva actividad a su lista de prioridades, elimine dos tareas de su lista del día. Según McKeown, esta sencilla regla evita añadir asignaciones que son menos relevantes a las previamente establecidas y, segundo, previene de sobrecargar su jornada de un exceso de labores altamente demandantes.

El “no” automático: decir “no” resulta incómodo, por ello, McKeown propone emplear respuestas automáticas. “Cuando requerimos concentrarnos, podemos programar mensajes como: ‘Debido a un proyecto prioritario, estaré fuera de la red de 1 p. m. a 4 p. m., si su mensaje es urgente llame al número X’”, dijo. Además, existen aplicaciones, como AwayFind, que envía mensajes de texto para alertar de emergencias.

Mañanas sin fricciones: desde que se despierta, hasta volver a la cama, piense en el horario establecido para el día para cumplir con sus prioridades. Además, identifique ajustes para realizar sus tareas en forma más fluida, por ejemplo, aliste por las noches su bolso, ropa y demás detalles. “La idea es que sus actividades esenciales resulten más fáciles de cumplir que pensar en no hacerlas porque resultan complejas”, concluyó el consultor.

Etiquetado como: