Un discurso cargado de palabras de agradecimiento pronunció la estrella de 30 Rock antes de anunciar la mejor serie de drama

Por: Manuel Herrera 22 septiembre, 2015

Sin duda, uno de los momentos memorables de la sexagésimo sétima edición de los premios Emmy fue el regreso a la televisión del cómico estadounidense Tracy Morgan.

Morgan salió triunfal al escenario del legendario Teatro Nokia, en Los Ángeles y, antes de anunciar el Emmy a la mejor serie de drama – que ganó Game of Thrones –, pronunció un sentido discurso que puso de pie a todo el recinto.

“Muchas gracias a todos. Los extrañé mucho. El año pasado Jimmy Kimmel dijo: ‘Te veremos aquí el año que viene, Tracy Morgan’. Gracias a mis increíbles doctores, al soporte de mi familia y a mi preciosa esposa (Megan Wollover) , aquí estoy, en pie”, fueron las primera palabras del cómico de 46 años.

Mientras las ovaciones continuaban, el exintegrante del elenco de Saturday Night Live y protagonista de la galardonada comedia 30 Rock agradeció las oraciones elevadas por él y habló acerca de la operación cerebral que lo tuvo al borde de la muerte.

“Estoy aquí en mis dos pies. Dios bendiga a todos por su amor, por sus oraciones y sus pensamientos positivos en los últimos 15 meses. Es un honor estar en los Emmy. Ha sido un largo camino, sufrí una traumática lesión cerebral que me dejó por ocho días en coma; finalmente volví en mí y fue emocionante saber que yo no fui el culpable”, dijo el también actor, provocando la risa de los asistentes a la gala.

El impacto provocó la muerte de uno de los ocupantes de la limusina en la que estaba el cómico neoyorquino y dejó en condición grave al artista.

Recuperado. A Tracy Morgan se le vio en los Emmy bastante repuesto del accidente que sufrió en junio del 2014. AFP.
Recuperado. A Tracy Morgan se le vio en los Emmy bastante repuesto del accidente que sufrió en junio del 2014. AFP.

Planeado. Acerca de su regreso a la pantalla chica detalló que lo hizo en los Emmy por recomendación de su publicista.

La impresión que quería causar en el público era tal que, según contó a The Hollywood Reporter , viajó a Los Ángeles en un avión privado para evitar que los paparazis lo pusieran en evidencia.

“Mi publicista me dijo: ‘lo que debes hacer es dejar que Hollywood te de la bienvenida’, y me encantó la idea. Me encanta la idea de dar algo de regreso a mi comunidad, la comunidad del entretenimiento. Me encantó”, contó.

Sus próximo planes son presentar en octubre un episodio del programa Saturday Night Live y la realización de una serie de comedia para la cadena FX, proyecto que puso a andar antes del accidente.