18 noviembre, 2015

A dos meses de que la hija de Paul Walker, Meadow Walker, presentara una demanda contra el fabricante del Porsche Carrera GT en el que falleció su padre el 30 de noviembre del 2013, la empresa ha respondido.

La marca automotriz afirmó que no se harán responsables de una posible indemnización, pues no existen pruebas de que el vehículo tuviera errores de fabricación. y alegó que el responsable del lamentable accidente fue el actor , quien sabiendo que su auto no estaba en buenas condiciones, decidió usarlo a alta velocidad en condiciones no aptas.

La muerte del actor Paul Walker en noviembre del 2013 afectó al mundo del espectáculo, principalmente a sus compañeros de ‘Fast & Furious’.Foto: Archivo.
La muerte del actor Paul Walker en noviembre del 2013 afectó al mundo del espectáculo, principalmente a sus compañeros de ‘Fast & Furious’.Foto: Archivo.

Representantes de Porsche dijeron que el auto estaba “mal cuidado”, y no tenía el mantenimiento que un coche de ese tipo requiere y eso no era consecuencia de su fabricación.

La empresa aseguró que de existir alguna indemnización será proporcional, pues Paul Walker, y no el auto, fue responsable del accidente.

La hija del actor aseguró en la demanda que el coche coche carecía de un sistema de control de estabilidad adecuado para proteger a sus ocupantes.

El actor falleció el 30 de noviembre del 2013. Walker viajaba con su amigo el corredor de autos Roger Rodas hacia un evento de caridad en California cuando el experimentado conductor perdió el control del vehículo y chocó contra un árbol; Walker iba como copiloto durante el accidente. El Universal/GDA..

Etiquetado como: