Durante los Juegos Olímpicos del 2016, Ryan y tres nadadores más inventaron un asalto para encubrir un incidente que sufrieron en una gasolinera, donde rompieron la puerta de un baño

 14 julio
Durante los Juegos Olímpicos de 2016 Ryan Lochte protagonizó un escándalo junto a tres nadadores más cuando simularon un robo para ocultar su estado de embriaguez después de una noche de fiesta.
Durante los Juegos Olímpicos de 2016 Ryan Lochte protagonizó un escándalo junto a tres nadadores más cuando simularon un robo para ocultar su estado de embriaguez después de una noche de fiesta.

Casi un año después de la fechoría de Ryan Lochte, este viernes 14 el atleta fue liberado de todos los cargos en relación con sus actos en Río de Janeiro, durante las Olimpiadas.

Un tribunal de apelaciones ha desestimado la acusación penal presentada contra Lochte por presuntamente mentirle a las autoridades cuando les dijo que fue asaltado con una pistola.

Lochte fue acusado de falsa comunicación de un crimen. Sin embargo, los jueces dictaminaron que Lochte nunca recurrió a la policía, pero que sí denunció el incidente.

Se reportó que los oficiales llegaron a él después de escuchar historias en los medios de comunicación. Así que se concluyó que Ryan nunca se propuso a crear una mentira, y ese fue el punto de inflexión en el caso.

El atleta le dijo a NBC que él y otros tres miembros del equipo de natación de los Estados Unidos fueron detenidos por hombres que él creía que se hacían pasar por agentes de policía.

Lochte fuera del agua. El nadador estadounidense renunció a competir este fin de semana en el Invitacional de Los Ángeles, prueba que iba a marcar su regreso a la competición tras cumplir una suspensión de diez meses por inventarse una agresión durante los Juegos Olímpicos de Rio 2016.

"He renunciado a este encuentro porque no he podido entrenar como yo hubiera querido desde el nacimiento de Caiden", su hijo nacido el 8 de junio.

"Mi familia es mi prioridad y mi objetivo es estar en mi mejor forma para los próximos Campeonatos Pan Pacific", que se celebrarán en Tokio en el 2018, añadió.

A sus 32 años, Lochte aspira a participar en los próximos Juegos Olímpicos en el 2020 en la capital japonesa. Él es el gran rival del mítico Michael Phelps, quien no ha aparecido en competición oficial desde los Juegos Olímpicos de 2016.

La fechoría. Lochte y sus compañeros de equipo Gunnar Bentz, Jack Conger y James Feigen, todos medallistas de oro en Río, afirmaron haber sido secuestrados por un falso policía en la madrugada del 14 de agosto del 2016 cuando regresaban en taxi a la Villa Olímpica.

La mentira del atleta fue descubierta y tiempo después Lochte donó $11.000 a causas benéficas en Brasil como intento de compensación por haber mentido sobre el supuesto asalto.
La mentira del atleta fue descubierta y tiempo después Lochte donó $11.000 a causas benéficas en Brasil como intento de compensación por haber mentido sobre el supuesto asalto.

Todos estaban ebrios y cometieron varios actos de vandalismo antes de pelearse con un taxista y un guardia de seguridad que llamaron a la policía local. Después del caso, que estuvo cerca de desencadenar un incidente diplomático, Lochte fue acusado en Brasil por "denuncia calumniosa de un crimen".

Abandonado por sus patrocinadores y odiado en Estados Unidos, Lochte recientemente reveló que había pensado en el suicidio.

Etiquetado como: