A la protagonista de El bebé de Bridget Jones le enorgullece la nueva belleza que adquieren las mujeres con el paso de los años

Por: Gloriana Corrales 5 septiembre, 2016

A sus 47 años, la rubia que se convirtió en un ícono para toda una generación de mujeres se prepara para su esperado regreso a la pantalla grande, con la secuela El bebé de Bridget Jones.

Cambio radical. La actriz lució un aspecto muy distinto en una alfombra roja en el 2014. Su nueva cinta se estrenará este 15 de setiembre. AFP/Archivo
Cambio radical. La actriz lució un aspecto muy distinto en una alfombra roja en el 2014. Su nueva cinta se estrenará este 15 de setiembre. AFP/Archivo

Sin embargo, en esta ocasión Renée Zellweger enfrenta un panorama muy distinto ante la prensa, pues no escapa de las preguntas sobre el cambio en su apariencia física.

Con motivo del estreno de la cinta, la estrella concedió una entrevista al diario británico Daily Mail , en la que aclaró que no le teme al paso de los años y, a su vez, negó haber pasado por el bisturí de un cirujano plástico.

“Mientras maduras no solo estás envejeciendo, sino que te conviertes en quien supuestamente debería ser, y para ser la mejor versión de ti y más interesante. Es una belleza mucho más poderosa y valorada. Además, no quiero quedarme igual. Soy muy curiosa con lo que viene más adelante”, afirmó.

En octubre del 2014 Zellweger causó revuelo entre la prensa rosa, cuando apareció en la alfombra roja del evento Mujeres de Hollywood, organizado por la revista Elle, con un aspecto muy distinto al de las películas de Bridget Jones.

“Me estaba quedado con una amiga en Los Ángeles y el mes anterior le diagnosticaron ELA (esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad neurodegenerativa)”, explicó al Daily Mail.

“La razón por la que acudí al evento es que ella quería que fuera, así ella podía estar en la alfombra roja conmigo y probarse a sí misma que no se iba a dejar vencer por esa terrible enfermedad. Y en eso estaba pensando ese día. No pensaba sobre cómo era mi aspecto o lo que la gente podía pensar. Estaba pensando en mi amiga”, continuó.

Al parecer, dos años después no dejan de incomodarle las interrogantes sobre su apariencia, pues en otra entrevista concedida en días recientes a The Hollywood Reporter , la actriz cuestionó: “¿Por qué hablamos de cómo lucen las mujeres? ¿Por qué valoramos la belleza más que su contribución?”.