31 marzo, 2013

El Universal México Una discusión entre los hermanos de Jenni Rivera terminó con vidrios rotos y un gran enojo entre ellos.

Gustavo Rivera arremetió contra Lupillo porque supuestamente este último facilitó sin autorización una fotografía familiar de los Rivera a varios medios de comunicación, lo que causó el enojo de Gustavo, quien le pidió a Lupillo que acudiera a su casa en Long Beach, Los Ángeles, para hablar.

Dentro de la casa hubo una fuerte discusión, lo que originó que Gustavo saliera con un bate de béisbol y le rompiera los cristales a la camioneta de Lupillo. Algunas versiones de testigos aseguran que dentro del vehículo se encontraban la esposa e hijos de Lupillo cuando Gustavo arremetió contra los cristales y los rompió.

El menor de los Rivera se refugió en casa de su madre y aseguró a los medios de comunicación que no había pasado nada, “acá estamos, todo bien”, comentó, sin embargo, Lupillo Rivera escribió el pasado viernes el siguiente mensaje en su cuenta de Facebook: “Cuando la tolerancia llega a su límite, (es) tiempo de decir basta, se acabó; hay actitudes que no van conmigo”.

No se sabe si este mensaje era para su hermano Gustavo. Lo que sí se sabe es que los vecinos de la casa de Gustavo llamaron para pedir presencia policiaca el día en que supuestamente Lupillo y Gustavo pelearon por la foto.