El mandatario se rió, hizo imitaciones y respondió a las preguntas que le hicieron los personajes de este programa

Por: Manuel Herrera 23 septiembre, 2015

El presidente Luis Guillermo Solís chifló, aplaudió, rió y hasta imitó al exmandatario Luis Alberto Monge, durante una inusual entrevista que tuvo ayer con Camelia Llanta (personaje interpretado por el humorista Norval Calvo) y los demás miembros del elenco de Pelando el ojo.

Solís dejó fuera del estudio de transmisión de radio Monumental, en La Uruca, el protocolo de su cargo y por 40 minutos habló de su gestión y de los temas más polémicos que han nublado su gobierno, de casi un año y cinco meses.

La situación fiscal del país, los altos sueldos de los empleados públicos, el alto porcentaje de desaprobación a su gestión por parte de los costarricenses y el viaje en helicóptero junto a una asistente suya, en noviembre pasado, fueron parte de los temas que se abordaron.

La conversación no fue tan formal y estuvo moderada por la escandalosa Camelia Llanta. Por eso, a las preguntas serias se unieron otras llenas de picardía y humor.

¡Selfie! Natalia Monge en su interpretación de Cynthia de la O pidió una selfie a Luis Guillermo Solís y a Camelia Llanta. Albert Marín.
¡Selfie! Natalia Monge en su interpretación de Cynthia de la O pidió una selfie a Luis Guillermo Solís y a Camelia Llanta. Albert Marín.

Sin importar el tinte de los cuestionamientos, al mandatario se le vio cómodo, relajado y ameno.

“Estos programas de humor político siempre me han gustado mucho. En campaña estuve en varios espacios de este tipo como La Media Docena (canal 7) y con Choché (Canal 9). Esta es la primera vez con el elenco de Pelando el ojo que es un lujo. Es una experiencia que se sale completamente de todo lo común”, dijo el mandatario tras ser consultado por Viva.

Clímax. Aunque la entrevista se centró en temas de la realidad nacional, hubo varios momentos memorables. El primero de ellos fue la imitación que hizo Solís del expresidente Luis Alberto Monge (1982-1986).

“Sé que usted imita muy bien a Luis Alberto Monge”, le dijo Camelia Llanta al comienzo de la entrevista.

“No, no es así. Don Luis Alberto Monge no habla así, él habla de otra manera. El otro día me dijo que tuvo cinco naufragios, cada uno en sus matrimonios”, respondió Solís con la voz casi exacta a la del exmandatario Monge.

Otro momento clave fue la broma que le hizo Norval Calvo. En una grabación, el humorista se hizo pasar por Óscar Arias; Solís asumió que era el exmandatario y se sorprendió cuando le preguntó sobre cuándo fue la primera vez que besó a una mujer.

“Tenía 14 años cuando me apreté la primera vez. Recuerdo que la chiquilla se llamaba Tammy”, respondió Solís, algo risueño e impresionado por el tono de la pregunta. Sin embargo, rápidamente se enteró de que se trataba de una broma.

Saludo. ¿Cómo estás amigo? fue el saludo de Camelia a Solís. Albert Marín.
Saludo. ¿Cómo estás amigo? fue el saludo de Camelia a Solís. Albert Marín.

Seguido de eso, Camelia le consultó si era cierto que él y Laura Chinchilla se habían “pegado unos besillos” de jóvenes.

“Doña Laura era mi alumna en la universidad y como profesor yo no ando besando a las alumnas. Doña Laura fue alumna mía, de hecho era la única alumna que era menor que yo. Antes de eso no nos conocíamos. Doña Laura es una mujer muy bonita, pero no”, dijo Solís.

Al finalizar la entrevista, el mandatario salió del estudio, y saludó a otros programadores de otras cabinas. Sin duda la agenda de Luis Guillermo Solís tuvo ayer un cierre inédito.