Por: Manuel Herrera 26 junio, 2015

Las últimas tres reinas de la belleza costarricense coinciden en que las declaraciones xenófobas de Donald Trump fueron un desacierto y repercutirán en el concurso de Miss Universo.

Habló la reina. Karina Ramos es la actual Miss Costa Rica. M. López.
Habló la reina. Karina Ramos es la actual Miss Costa Rica. M. López.

Pese a que la organización local no ha externado su posición acerca del tema, la actual Miss Costa Rica, Karina Ramos, y sus dos antecesoras Fabiana Granados (2013) y Nazareth Cascante (2012) criticaron a Trump.

“Una persona con tantísima exposición y un nivel de influencia tan alto debe tener cuidado con este tipo de comentarios, porque hay negocios suyos que dependen de personas latinas. Considero que sus pensamientos no tienen que ver con el concurso (Miss Universo), pero sí lo afecta porque al final las concursantes se exponen frente a una persona con una visión hiriente”, comentó Ramos.

Una posición similar tuvo Granados. Ella calificó el tema como delicado porque pone en juego la estabilidad de las relaciones de muchos países.

“Sabiendo su posición, no me parece que el señor se haya expresado de esa manera. Él es un empresario muy reconocido, pero su peso le cae en su negocio del Miss Universo”, opinó la reina de belleza del 2013.

Por su parte, la Miss Costa Rica 2012, Nazareth Cascante, rechazó categóricamente las declaraciones de Trump, aunque recordó que al magnate le gusta estar en medio de la polémica.

“Él es una persona que se ha sabido que es polémico. No es algo nuevo, pero sí le puede pasar factura al Miss Universo. Habrá que ver si ofrece una disculpa. Se le fue la mano; son comentarios que estaban fuera de lugar”, aseveró Cascante.