Primer ministro británico dijo que fue la danesa Helle Thorning-Schmidt quien les solicitó la fotografía

Por: Manuel Herrera 11 diciembre, 2013
Las redes sociales y los medios de comunicación internacionales se movieron el martes con imágenes que dejaban ver a Michelle molesta por una fotografía que Obama y el primer ministro británico, David Cameron, se tomaron con la primera ministra danesa Helle Thorning-Schmidt.
Las redes sociales y los medios de comunicación internacionales se movieron el martes con imágenes que dejaban ver a Michelle molesta por una fotografía que Obama y el primer ministro británico, David Cameron, se tomaron con la primera ministra danesa Helle Thorning-Schmidt.

Con un beso en la mano derecha de su esposa, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habría puesto fin al aparente disgusto que sufrió Michelle durante el funeral de Nelson Mandela.

Las redes sociales y los medios de comunicación internacionales se movieron el martes con imágenes que dejaban ver a Michelle molesta por una fotografía que Obama y el primer ministro británico, David Cameron, se tomaron con la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt.

Este miércoles, periódicos como El Mundo de España, mostraron otra fotografía donde el mandatario de Estados Unidos besa la mano derecha de su esposa, aparentemente en la búsqueda de la reconciliación.

"La animada conversación entre Helle Thorning-Schmidt y Barack Obama no fue seguida con tanto entusiasmo por su esposa, que les fulminaba con la mirada. De hecho, cuando Obama se levantó, Michelle decidió ocupar su asiento y sentarse al lado de la atractiva rubia y, así, poder cortar la distendida charla. Finalmente, el presidente de Estados Unidos decidió dar un tierno beso en la mano a su esposa, tal vez, para aplacar su visible enfado", publicó ese medio.

El primer ministro británico dijo que, por educación, tuvo que tomarse el selfie junto con el presidente estadounidense y la primera ministra danesa pues fue ella quien lo solicitó.