La Miss Estados Unidos habló acerca de su responsabilidad como reina, sus raíces hispanas y cómo se prepara para el próximo Miss Universo

Por: Allan Andino 13 septiembre, 2014

Desde mediados de año, Nia Sánchez se convirtió en la abanderada de los estadounidenses, con raíces latinas. Con 24 años, ha querido dejar huella en la juventud de su país, visitando escuelas y otros sitios con la banda de Miss Estados Unidos .

Nacida en Sacramento, California, pero criada en Las Vegas, la joven quiere aprovechar sus rasgos latinos para ser una fuerte competidora por la corona.

Desde una de las oficinas de la organización de Miss Universo en Nueva York, Sánchez habló en exclusiva, vía telefónica, con La Nación acerca de su herencia hispana y cómo se prepara para luchar por el noveno título para su país.

¿Qué hacía antes de convertirse en Miss Estados Unidos?

Pues lo que cualquier otra chica de concursos de belleza haría, comer muy saludable, trabajar duro y ejercitarse para estar en la mejor forma física posible. Para mí era realmente importante estar mental, espiritual y emocionalmente preparada. Portar esta banda es un trabajo de tiempo completo y te exige más que trabajar en modelaje. Estar sana y sentirme bien es una parte importante en mi vida; me aseguro de leer la Biblia todos los días y leer libros que también me ayuden a ser una mejor persona. Es clave tener mentalidad positiva.

¿Cuánto le cambió la vida luego de ser Miss Estados Unidos?

Mi vida ha cambiado completamente y de forma positiva. Ha sido muy divertido. Antes de ser Miss Estados Unidos tenía dificultades con el modelaje, aun así amaba lo que hacía y logré ser Miss Nevada . En el momento en que gané Miss Estados Unidos , y me hicieron mudarme a Nueva York (comparte apartamento con la Miss Universo y la Miss Teen Estados Unidos). Ya eres un empleado de tiempo completo de la organización Miss Universo. Tengo la oportunidad de ir a actividades de caridad, a las alfombras rojas. Es un estilo de vida completamente diferente.

En cuanto a sus raíces latinas, ¿de dónde son sus padres?

Mi padre es mexicano-alemán y mi madre es alemana-española, pero me asocio más con la cultura mexicana de mi padre. Las raíces mexicanas son más fuertes en mi familia, por el lado de mi abuelo.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Es poco común que una Miss Estados Unidos tenga ascendencia latina, ¿qué le han dicho sus allegados acerca de este logro?

Han pasado 11 años antes de que existiera una Miss Estados Unidos (Susie Castillo, en el 2003) así. Me siento honrada de poder representar a la comunidad latina de Estados Unidos; es grandioso porque hay muchos latinoamericanos que me han brindado su apoyo.

¿No hablaba nada de español?

No. Con la familia de mi padre, yo no empecé a relacionarme hasta inicios de mi adolescencia. Crecí como una niña estadounidense, hasta que, en ocasiones, en las reuniones familiares, todos empezaban a hablar español.

”Ahorita, estoy aprendiendo a hablar español porque mi compañera de cuarto es Miss Universo, Gabriela Isler de Venezuela. Entonces, estamos practicando juntas; la amo. Además, mi abuelo habla perfecto español, y cada vez que voy a casa, trato de practicar un poco con él, pero no fue algo que me enseñaron cuando era niña. Sí amo mi cultura y siento que aprendo cada vez más en los encuentros familiares”.

¿Cómo puede usted ayudar a la comunidad hispana, que pasa muchos problemas en Estados Unidos, desde su posición?

Espero ser un ejemplo para las mujeres jóvenes latinas, o cualquier persona en la comunidad hispana. Si quieren alcanzar una meta o algo que deseen en la vida, quienquiera que sea, hispanos, negros, blancos, asiáticos, cualquier persona, que no dejen de intentarlo. Tuve una excelente experiencia hace poco cuando estaba hablando en una escuela y una niña mexicana-estadounidense habló sobre un reportaje, y ¡era sobre mí! Dijo que yo la inspiré porque soy hispana, y si yo pude hacerlo, ella también podía. Eso es lo que espero hacer, ¡alentar!

Leí que usted es cinturón negro en taekwondo...

¡Sí, señor! Mi padre me inscribió en taekwondo cuando tenía 8 años y, en ese entonces, la verdad no quería hacerlo; ahora, estoy tan agradecida que me haya matriculado. Eso me da seguridad y confianza cuando camino por la calle, no me siento asustada o con miedo de que algo malo me pase. Yo me puedo proteger si algo me llegara a pasar. Creo que es muy importante; eventualmente trato de enseñarles a otras mujeres algunas técnicas y movimientos de defensa personal para que también se sientan con esta seguridad.

¿Cómo es Nia, la chica fuera del mundo de los certámenes?

Disfruto pasando tiempo con mis amigos, siempre tengo esas clásicas ‘noche de chicas' y también paso tiempo con mis familiares. Fuera de concursos de belleza, no uso mucho maquillaje; me gusta recogerme el cabello en una cola y no usar maquillaje, así me siento muy cómoda. Me gusta mantenerme haciendo actividad física, escalar, ir a jugar bolos o, incluso, salir a patinar.

Cómo es su relación con su jefe, el magnate Donald Trump (dueño de la franquicia Miss Universo)?

A Donald Trump lo conocí en el concurso (Miss Estados Unidos). Puede parecer serio, pero en realidad es muy bueno; es una persona divertida. Por cierto, recuerdo que tengo que pedirle un almuerzo; me lo debe ( risas ).

¿Qué sabe de Costa Rica?

Son personas amables y tienen muy lindas playas. Concursé anteriormente en dos certámenes internacionales y allí conocí a dos candidatas de Costa Rica; eran mujeres geniales, muy hermosas, me dejaron una buena impresión.

Una de ellas se llama Nancy Montero, quien ganó Miss Turismo Latino en Ecuador. ¿La recuerda?

Sí, claro que la recuerdo. Fui la primera finalista y ella ganó. Fue tan linda durante todo el desarrollo del concurso, muy amable. Nosotras éramos tan diferentes y eso me gustaba; solo que ella hablaba español y yo no hablaba nada ( risas ). Nos mantuvimos cercanas en la competencia.

¿Cómo ha sido su preparación de cara al Miss Universo?

Tengo un increíble equipo de trabajo detrás del Miss Estados Unidos; soy muy afortunada de tenerlos. Hay un entrenador de pasarela, un entrenador de entrevistas, un diseñador de ropa y otro de traje típico. Tengo la suerte de contar con un equipo completo que me ayuda a prepararme. Aparte de eso, también es esencial ser humilde y positiva. La parte más importante es reflejar tu personalidad.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

¿Cuál considera es su mejor arma para tratar de destacar en el próximo Miss Universo?

Mi mejor arma para el concurso es la entrevista. Cuando me entrevisto con el jurado, pienso en ellos como si fuesen mis mejores amigos y estamos teniendo una conversación fluida. Creo que esa es mi arma secreta. Siento que soy una persona que se relaciona muy bien.

¿Siente que es un obstáculo para ganar la corona el hecho de que hace dos años su compatriota, Olivia Culpo, ganó el Miss Universo?

No es un obstáculo, ¡para nada! Es verdad que ella ganó recientemente, pero hizo que se reconozca a las estadounidenses como rivales fuertes de la competencia. Más bien es una ventaja: si ella ganó, yo también puedo ganar.

¿Qué mensaje le daría a la Miss Costa Rica, Karina Ramos?

Quiero decirle “hola” primero, no puedo esperar para conocerla y espero que nos convirtamos en buenas amigas en Miss Universo .

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

¿Cuál es su opinión sobre realizarse cirugías plásticas? ¿Usted se ha hecho alguna?

No, por el momento. Pienso que cada mujer debe sentirse cómoda en el escenario, segura de sí misma, y, siempre y cuando la cirugía sea para ellas, para sentirse bien consigo mismas, no veo ningún problema. En lo que no creo es que una chica debería hacerse una cirugía para complacer a alguien más. Si la cirugía es para ella y, si la hace feliz, estoy de acuerdo.

¿Tiene novio?

( Risas ) Sí, tengo novio. Tenemos poco más de un año y medio. Es un chico increíble; es el elegido y no puedo esperar para llevar la relación a algo más serio al terminar el certamen de Miss Universo. Su nombre es Daniel Booko, es actor ( X-Men: First Class , 2011; y Los Juegos del Hambre , 2012).

Muchas reinas pasan y quedan en el olvido. ¿A usted cómo le gustaría ser recordada?

Como una mujer positiva que alienta a otras mujeres que luchan por salir adelante. A menudo en la sociedad las mujeres compiten una con la otra, y la lucha es contra ellas mismas. Quiero ser un buen ejemplo para las mujeres jóvenes, que luchen por sus sueños, que no se detengan.