Mónica Lewinsky todavía le saca provecho a su escandaloso paso por la Casa Blanca.

 8 julio, 2013
Una de las últimas imágenes de Lewinsky, captadas por la prensa británica en el 2009.
Una de las últimas imágenes de Lewinsky, captadas por la prensa británica en el 2009.

Mónica Lewinsky todavía le saca provecho a su escandaloso paso por la Casa Blanca, según reseña el sitio web de la revista colombiana Semana. Esta vez, Lewinsky decidió subastar algunos de sus objetos más personales, entre ellos una carta, en papel membretado, que le escribió el exmandatario.

Los ejecutivos de la casa de subastas Nate D. Sanders dijeron que unos cuantos artículos usados por ella y Clinton serían una verdadera mina de oro, en especial para quienes siguieron de cerca el tórrido romance que se dio entre ambos.

Y es que los artículos en venta van más allá de simples escritos: también subastará un baby doll color negro, que según dice, llegó a usar con el expresidente. En total, se promocionan 32 artículos que sirvieron como evidencia en el famoso juicio que se realizó en el año 1999.

Clinton fue imputado en diciembre de 1998 por mentir sobre su relación con Lewinsky, aunque fue absuelto por el Senado en febrero de 1999. El escándalo sexual, uno de los más polémicos del siglo XX, ensombreció su segundo mandato presidencial.

Mónica, en el 2007
Mónica, en el 2007

De vuelta a la exbecaria, lo que ha llamado mucho la atención es que no se incluyera el famoso vestido que terminó de hundir a Bill Clinton, luego de que sus fluidos corporales aparecieran en la solapa del traje.

Según informó en un comunicado de prensa la casa de subastas, se espera que los artículos sean vendidos por un total de entre $ 25 y $50 mil dólares. Las pujas online para adquirir el lote de estas piezas comenzaron a finales del mes de junio.

“Los objetos de Lewinsky, especialmente los relacionados con el escándalo Clinton y la investigación de Ken Starr son únicos”, explicó Nate D. Sanders.

Mónica, quien tiene 39 años, vive actualmente en el Reino Unido, luego de que decidiera escapar del acoso de la prensa, tras el escándalo que protagonizó. Allí, mantiene una vida completamente alejada de los medios de comunicación.