La reina de belleza trans busca financiamiento para participar en el certamen que se realizará en noviembre en Tailandia

Por: Gloriana Corrales 23 agosto, 2016
Sanabria aspira a convertirse en la primera tica en en Miss International Queen, el certamen transgénero más prestigioso.
Sanabria aspira a convertirse en la primera tica en en Miss International Queen, el certamen transgénero más prestigioso.
Sanabria aspira a convertirse en la primera tica en en Miss International Queen, el certamen transgénero más prestigioso.
Sanabria aspira a convertirse en la primera tica en en Miss International Queen, el certamen transgénero más prestigioso.

Gabriela Sanabria alguna vez añoró ser coronada como Miss Costa Rica Gay y lo logró. Ahora tiene otro sueño: el de representar a Costa Rica al otro lado del mundo.

La reina de belleza tiene su mirada puesta en el certamen Miss Queen International, que se llevará a cabo en noviembre en Tailandia y que reúne a las chicas transgénero más hermosas del planeta.

Sin embargo, lo que le falta a Sanabria para cumplir ese anhelo es el financiamiento. La inscripción para el concurso cuesta $700 y los boletos de avión rondan los $1.500.

Según sus cálculos, requeriría al menos $4.000 para cubrir los costos de su estadía de 11 días en Tailandia, más los vestidos que usaría en el certamen.

“Había abandonado mi sueño, pero estoy apostando a que alguien se toque el corazón y me ayude con el patrocinio, porque sé que puedo hacer un buen papel”, comentó Sanabria.

“De Centroamérica, solo Miss Nicaragua y yo iríamos, porque no es un concurso abierto; había que pasar un castin”, agregó.

De conseguir los fondos necesarios, Sanabria se convertiría en la primera Miss Costa Rica Gay en asistir a Miss Queen International, pues la del 2015 fue la primera edición en la que el certamen tico admitió a personas transgénero.

Actualmente, Sanabria ostenta la corona de Miss Centroamérica Gay, concurso en el que triunfó en abril de este año.

Para asistir al certamen, realizado en tierras nicaragüenses, también le fue necesario buscar financiamiento.

“Fui a Miss Centroamérica con mucho esfuerzo, con patrocinadores, porque no tenía fondos. Mi economía no está como para costear un concurso, porque incluye pasajes de avión, traje de fantasía, trajes de noche, zapatos, maquillaje y todas esas cositas que hacen la diferencia”, explicó la joven de 27 años.

Defensora de las trans. Sanabria asegura que nunca fue simpatizante de los concursos de belleza, pero que un día entendió que podían ser utilizados para fines más allá de los estéticos.

“Yo lo veía como algo un poco superficial, pero ahora creo que es usar la belleza para atraer algo bueno, que es la atención de los medios de comunicación sobre los derechos humanos de las chicas trans ”, comentó.