22 septiembre, 2013
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

La pareja ha sido vista en varias ocasiones cenando y mientras él tan solo bebía un trago, la actriz tomaba hasta embriagarse y perder el control, lo que generaba roces entre ellos.

A esto hay que agregarle que el trastorno de bipolaridad de Zeta-Jones, por lo que constantemente tiene que tomar medicamentos, lo que agrava aún más su condición.

Para Michael, lidiar con el alcoholismo de su pareja es muy difícil; sus allegados aseguran que él estaría dispuesto a todo por salvar su relación, pero no cedería en esto.

Al parecer, su estrategia de reconquista está enfocada en pasar la mayor cantidad de tiempo posible con su esposa, quien sí está pensando seriamente en seguir con la separación, pues todavía no se siente cómoda estando a su lado.

“Recientemente conversó con ella para pedirle que pasaran juntos su cumpleaños, el 25 de setiembre. Esta es una fecha muy importante para ambos, por lo que ella aceptó la invitación de estar como familia. Michael cree que esto lo ayudará a convencerla de que no lo deje”, comentó un amigo cercano a la pareja a The National Enquirer .