David Banda, de 11 años, recibirá una oportunidad en las divisiones menores del equipo portugués

 2 septiembre
Madonna adoptó a David Banda (izquierda) en el 2006.
Madonna adoptó a David Banda (izquierda) en el 2006.

La cantante Madonna se instaló en el Pestana Palace, uno de los hoteles más exclusivos de Lisboa, mientras espera poder mudarse a un pueblo cerca de la capital portuguesa, para que su hijo de 11 años, David Banda, pueda incorporarse a la división de menores del equipo de fútbol Benfica.

"Madonna ya no es una turista, es una lisboeta", refiere la revista semanal Visao sobre la estrella de 59 años y su llegada a Lisboa.

La artista estadounidense habría comprado recientemente una casa en la bucólica localidad de Sintra, por 7,5 millones de euros. La renovación de la propiedad podría llevar unos seis meses, según Visao.

Asimismo, el diario Correio da Manha dijo que Banda acabaría de incorporarse al centro de formación del Benfica en Seixal, en la periferia sur de la capital portuguesa.

Banda nació en Malaui, es zurdo, juega de delantero y su máximo ídolo es Cristiano Ronaldo. Por este motivo, el joven deportista no dudó ni un instante en hacer las pruebas con el Benfica.

Madonna ahora es hincha número uno del equipo portugués. Comparte fotos de los entrenamientos de su retoño futbolista en Instagram.

El zurdo es uno de los cuatro niños (Banda, Mercy James y las gemelas Estere y Stelle) que adoptó la norteamericana en el país africano. Desde hace tiempo juega en el Downtown United Soccer Club.

Madonna es madre biológica de de Lourdes León, de 20 años, y de Rocco, de 16, del que tiene la tenencia compartida junto a su exesposo, el cineasta Guy Ritchie.