Personaje costarricense falleció en el Hospital de Grecia.

Por: Manuel Herrera 10 mayo, 2015

El comediante costarricense Adolfo Montero Arguedas, mejor conocido como Gorgojo, murió esta madrugada en el Hospital San Francisco de Asís, en Grecia.

La muerte de Gorgojo la confirmó Olger Salazar Badilla, quien administra el hogar de ancianos José del Olmo, en Naranjo de Alajuela, centro que albergaba al personaje costarricense desde julio del año pasado.

Gorgojo murió a las 3:30 a. m. a los 71 años, debido a un problema en el hígado que padecía desde años atrás.

Según comentó Salazar, Gorgojo estaba internado en ese centro médico desde hacía 11 días atrás, debido a las complicaciones de su enfermedad.

"Es duro porque se llevó el cariño de todos. Era muy alegre. Contagiaba de alegría a todos los adultos mayores del hogar de ancianos. Cuando estaba en mejores condiciones de salud tomaba su trompeta y hacía un show en horas del desayuno", dijo Salazar.

Olger Salazar agregó que con Gorgojo, los miembros de ese hogar de ancianos aprendieron a que con buen humor se pasa la vida.

Sus últimas palabras. El 19 de octubre del 2013, Gorgojo concedió a La Nación una entrevista con motivo de la celebración de sus 70 años.

En la conversación el señor del humor picante bromeó sobre su gusto por el alcohol. "Nací hace 70 años y mi mamá desde que me parió ya sabía que yo iba a tomar guaro, porque lloraba en la cama así: 'coñac, coñac'", comentó en ese entonces.

De sus recuerdos como comediante, Gorgojo dijo que empezó cerca de los 30 años con la ayuda de Miguel Salguero.

"Era linotipista en La Nación y ahí conocí a Miguel, él fue el que me dio la oportunidad de empezar con un papel chiquitico de maestro del pueblo en el programa de él. Grabábamos en Desamparados en la finca de Chepe Ureña", recordó.

A partir de ese momento descubrió su gran amor: la comedia, una faceta que ya extrañana a los 70 años por sus problemas de salud.

"Es más, estoy deseando trabajar, cualquiera que me quiera contratar nada más es que me llame y yo le animo las fiestas; hasta un entierro les animo si quieren", continuaba ese día en una entrevista que concedió vía telefónica.

Etiquetado como: