La presentadora del programa 7 Estrellas anunció que está esperando su primer bebé, fruto de la relación con su esposo Juan Lizano, y que está para nacer en el mes de febrero

Por: Allan Andino 11 julio, 2013
Viviana Calderón y su esposo, Juan Lizano, tienen seis años de sólido matrimonio
Viviana Calderón y su esposo, Juan Lizano, tienen seis años de sólido matrimonio

San José, (Redacción)

La presentadora de los programas 7 Estrellas y El Gran Juego ATM, Viviana Calderón, anunció esta noche que tiene siete semanas de embarazo, fruto de su relación con su esposo Juan Lizano.

La pareja tiene seis años de casada.

La rubia lo anunció primero en el espacio de espectáculos donde labora, con lágrimas en los ojos y comparándolo con las maratones a las cuales ella acostumbra participar, pero haciendo la analogía de la carrera más importante a kla que se inscribió en su vida, la de la maternidad.

La conductora habló con Viva de la noticia que la cambiará por el resto de sus días, ahora con la misión de formar una criatura.

"El lunes me enteré luego de hacerme unos exámenes, tengo siete semanas. Por supuesto me invade sentimientos de felicidad, asombro y un poco de susto. Me siento súper contenta y súper bendecida por Dios", contó Calderón, quien incluso tenía planeado participar en una media maratón este domingo, y en noviembre en la de Nueva York.

Ahora sus planes cambiaron y los cuidados serán mayores de cara al bienestar de su primer bebé, que estaría por nacer en el mes de febrero del 2014.

"Tengo que cuidarme mucho, no hacer loco. Soy una persona activa, muy deportista. El doctor me recomendó hacer leves ejercicios, caminar, y alimentarme muy bien, porque ahora no soy solo yo, somos dos", afirmó Calderón.

Su madre, la cantante María Cecilia Márquez, tampoco ocultó la alegría tras enterarse, desde el viernes, que en camino viene su primer nieto.

"No te alcanzas de imaginar la emoción tan enorme que siento. Siempre existe esa presión al inicio de la relación, primero que ¿cuándo se casan? Luego piden hijos, y ella con su corredera y su vida de maratones, le decía: Vivi por Dios si querés bebé tenés que dejar de correr, yo necesito ser abuela. No he tenido esa experiencia, y ahora que sé que crece en el vientre de Viviana, me llena de emoción", agregó esta noche Márquez.