Bautizo El príncipe Guillermo y su esposa, Catalina, rompen la tradición al elegir a amigos en vez de miembros de la realeza

Por: Irene Traube G. 14 octubre, 2013

Tal como lo hicieron en su boda al optar por una ceremonia menos pomposa, el príncipe Guillermo y Catalina, duques de Cambridge, rompen ahora la tradición real al elegir a unos amigos de la infancia y la universidad para que sean los padrinos de su hijo, el príncipe Jorge, según The Sunday Times .

‘Bebé real’. El príncipe Jorge nació el pasado 22 de julio. Archivo
‘Bebé real’. El príncipe Jorge nació el pasado 22 de julio. Archivo

La casa real aún no ha revelado los nombres de los padrinos del príncipe Jorge, quien nació el 22 de julio en Londres.

Sin embargo, dicha publicación asegura que los duques eligieron a Fergus Boyd, camarada del príncipe en la universidad de Saint Andrews (Escocia), a Emilia d'Erlanger (amigo de Catalina) y a Hugh van Cutsem (amigo de Guillermo), según información divulgada por EFE.

El bautizo del “niño real” será el 23 de octubre en la capilla real del palacio londinense de Saint James, a diferencia de su padre, quien fue bautizado en el palacio de Buckingham.

Según EFE, medios británicos afirmaron que a la ceremonia asistirán únicamente los más cercanos, por lo que estarán presentes la reina Isabel II de Inglaterra y su esposo, el duque de Edimburgo, así como los padres y hermanos de los duques. Se dice que los tíos abuelos no fueron invitados.

Más comunes. Los duques de Cambridge siempre son blanco de los medios de comunicación. No obstante, ellos se han esforzado por dar una imagen de normalidad, un poco más alejada de las reglas y tradiciones reales.

Por ejemplo, en junio se celebró un baby shower en honor al “bebé real”. De esta manera, Catalina se convirtió en la primera mujer de la familia real de Inglaterra que ha tenido una actividad de ese tipo.

Además, en la boda, Guillermo y Catalina optaron por una ceremonia un poco más normal. Por ejemplo, ella utilizó un vestido menos pomposo y usó un lujoso auto en vez de viajar en un carruaje, tal como lo hizo la princesa Diana.