Por: Manuel Herrera 26 mayo, 2015

El galán irlandés Jonathan Rhys Meyers reconoció haber tenido una recaída en su adicción por la bebida y se disculpó con sus seguidores por el estado en el que fue fotografiado la semana pasada, donde aparece en lamentables condiciones.

Mediante una carta que publicó en la cuenta en Instagram de su novia, la actriz y productora Mara Lane, el actor de The Tudors expresó su deseo de que la gente no piense mal de él.

"Mara y yo les agradecemos el apoyo y amabilidad durante este tiempo. Pido perdón por tener una pequeña recaída y espero que la gente no piense demasiado mal de mí. He parado de beber inmediatamente y no tiene nada que ver con Damascus Cover porque yo no tenía previsto ir a Cannes este año y pido perdón a mis fans y a mis compañeros", escribió Meyers, de 37 años.

Jonathan Rhys Meyers recayó en su adicción al alcohol
Jonathan Rhys Meyers recayó en su adicción al alcohol

El actor de Match Point agregó: "Estoy en el camino, y agradezco todos los buenos deseos y me disculpo por mi aspecto desaliñado, estaba de camino a casa tras salir de la de unos amigos sin tener ropa para cambiarme. Creo que he cometido un error y me siento avergonzado, pero esto fue solo un incidente leve en mi recuperación, además estoy llevando una vida saludable".

El irlandés es considerado uno de los galanes del cine británico desde que saltó a la fama en el 2002 con el filme Quiero ser como Beckham.

Los problemas de alcoholismo del intérprete no son ajenos al conocimiento público. Él ha estado en rehabilitación en los años 2005, 2007 y 2009 en el lujoso centro Promises, de Malibú, con el fin de tratar su problema de adicción al alcohol.

Según comentó sus problemas por la bebida se agravaron en el 2007 con la muerte de su madre.

"Nunca pensé en beber hasta que murió mi madre. Ni siquiera bebía hasta que no cumplí los 25. Estaba en Tailandia grabando, estaba un poco solo y empecé a beber", contó al Daily Mail en una entrevista concedida el mismo año del fallecimiento de su mamá.