No importa cuán fanáticos eran de la Tricolor, todos los ticos se apasionan con sus logros

Por: Jessica Rojas Ch. 5 julio, 2014

¡Grande la Sele ! No hay más que decir; hasta el momento invicta y clasificada a cuartos de final. La alegría y el orgullo son los sentimientos que recorren los corazones de millones de ticos.

Algunos tienen un dejo de esperanza de verlos en la final del Campeonato Mundial de Brasil; otros –los que no eran para nada futboleros– los conquistó desde hace menos de un mes, y para todos el resultado es el mismo: apoyamos con euforia a la Tricolor.

[[BEGIN:INLINEREF LNCGNF20140704_0001]]Tres figuras reconocidas en el país y un hombre humilde [[END:INLINEREF]]que sembró en el capitán de nuestro escuadrón la semillita del fútbol, les envían mensajes de apoyo e inspiración a los 23 titanes que este sábado se enfrentarán con Holanda, en el Arena Fonte, en Salvador.

La capitana de la Selección Sub-17, Gloriana Villalobos, aseguró que el trabajo que hace el equipo es inspirador para sus compañeras de equipo y para ella.

La joven de 15 años ya vivió en carne propia lo que es jugar ante la mirada de millones en una cita mundialista y, desde su perspectiva, alienta a los jugadores.

Quien se encargó de enseñarle a patear bien la bola a Bryan Ruiz, su abuelo Rubén González, cuenta cómo se vive la emoción de la Copa en Alajuelita, que es el pueblo natal del Capi. A don Rubén se le hincha el pecho de orgullo cuando ve a su nieto jugar.

El maquillista de Teletica, Angelrafael, y la presentadora de televisión Inés Sánchez de Revuelta nunca fueron futboleros, pero la algarabía los contagió y ahora se emocionan con los goles y las jugadas de la Sele en Brasil.

Esta Selección Nacional logró lo que el papá de Ángel no pudo en toda su vida: convertir al maquillista en un fiebre del balompié. Hoy, él vive intensamente cada partido.

Doña Inés es otra que era apática al fútbol, hasta que se dejó atrapar por las redes del balompié y ahora se declara una fanática más.

La conductora del famoso Teleclub tiene un agüizote que realiza antes de cada partido, para enviarles sus mejores vibras a los jugadores y cuerpo técnico.

Así sea el que menos creyó en el combinado nacional, hasta el más fiebre de todos, estos cuatro testimonios reflejan el sentimiento tico.

Rubén González: Cuando la sangre jala y la emoción recorre las venas

Lo formó, lo crió y lo ama como si fuera su hijo. Don Rubén González, abuelo de Bryan Ruiz, saborea las mieles del éxito por medio de los logros de su nieto.

Rubén González le enseñó a jugar fútbol a su nieto Bryan Ruiz.
Rubén González le enseñó a jugar fútbol a su nieto Bryan Ruiz.

Amante del fútbol por todos los costados, este humilde vecino de Alajuelita se vanagloria de que sangre de su sangre esté cosechando tantos éxitos en Brasil.

“La verdad es que estamos felices, muy contentos de todo lo que está sucediendo y, sobre todo, de que sea Bryan quien participa de eso con los dos goles que ha metido. Imagínese cómo estamos nosotros (su familia) y todo el pueblo; el domingo esto se llenó de gente, todo el barrio se vino encima”, comentó el primer entrenador de Ruiz.

¿Y cómo no estar orgulloso? Si él tiene buena parte de la culpa de que Ruiz juegue con pasión el fútbol; él lo vio crecer y le enseñó los primeros trucos en este deporte.

Toda Alajuelita se volvió loca con la Sele, con Bryan, y alabó las habilidades de su hijo predilecto. Al igual que los demás ticos, el pueblo alajueliteño le agradece a don Rubén por impulsarlo.

Inspiración. En la casa del abuelo Ruiz se vive el fútbol: don Rubén lo jugó y aún sale a darse unas buenas mejenguitas en el barrio. El talento con la pecosa Bryan lo heredó de él, insiste orgulloso.

“Me ha sacado las lágrimas de la alegría, la verdad es que sí. Es algo que uno no esperaba tener: alguien de la propia sangre en la Selección. Para uno es algo extraordinario haber tenido esa participación (en la formación de Bryan)”, sostuvo.

El trabajo de Ruiz y de la Selección sirve de ejemplo para una comunidad llena de problemas como lo es Alajuelita. Don Rubén asegura que los niños y los jóvenes quieren salir de los malos caminos para ser como su nieto.

“Los jugadores son un gran ejemplo para todos los que quieren luchar y lograr algo. Ellos nos hacen sentir emoción y ganas de hacer las cosas bien”, afirmó.

Esto lo comprobó hace unos días cuando salió a hacer deporte y se encontró a un amigo con el nieto –a quien no le gustaba el fútbol– pateando una bola. “Ves, Rubén, Bryan lo inspiró”, le dijo.

Mensaje. Don Rubén se adueña de la voz de su gente para mandarle cariños a toda la Sele. “Aquí (en Alajuelita), todos estamos con la Selección siempre, pero ahora más porque nos representan en Brasil”. Desde todo el pueblo, les mandamos buenos deseos y queremos decirles que ya son un orgullo”, concluyó el hombre de 76 años.

Angelrafael: El maquillista tiene ahora un nuevo amor

Jamás se imaginó vestido con una camiseta de la Sele, pero, después del gran papel que ha hecho el equipo en Brasil, el maquillista Angelrafael se confiesa un nuevo enamorado del fútbol.

“Mi papá es muy saprissista y siempre ha querido que yo también lo sea, pero soy más bien del tipo porrista que futbolista. Te podés imaginar: todo lo que trato de hacer para complacer a mi papá de que me guste el fútbol y ahora yo mismo me sorprendo de verme con la camisa de la Sele”, expresó el profesional en belleza.

Angelrafael hasta se anima a jugar con la Brazuca.
Angelrafael hasta se anima a jugar con la Brazuca.

Angelrafael confiesa que no le tenía mucha fe al equipo. Sin embargo, fue conquistado por la Tricolor con cada uno de sus logros.

“Sería hipócrita decir que esperábamos tanto éxito, porque nadie se lo esperaba. Todos juraban que no iban a hacer ni un punto, aunque uno quería creer; pero, por dicha, están tapando bocas y ahora podemos decir que no importa a quién se enfrente, si usted se prepara y se enfoca, puede lograr cualquier cosa”, afirmó.

La emoción también le llegó al corazón y asegura que se siente identificado con los jugadores y hasta alaba las cualidades de nuestros seleccionados.

Junto a sus compañeros del departamento de maquillaje de Teletica, ha vivido la fiesta futbolera en canal 7, frente con dos pantallas, con comida y refrescos.

“Me he sentido como cuando Fabiana Granados o Johanna Solano hicieron un gran papel en Miss Universo. La emoción es muy grande porque pensamos que por ser un país pequeño no nos merecemos éxito ni reconocimiento, pero no, eso no es cierto”, declaró.

Emoción y drama. Ahora, él también vive una montaña rusa de emociones. “Ver esos partidos es como una novela de Thalía o un guion perfecto para una película: más dramático no pudo haber sido”, comentó sobre el partido de la Sele contra Grecia.

“Un gol en el último minuto, una expulsión, jugamos con 10, minutos extra, penales y Keylor con un dolor en el brazo; la verdad fue un puro drama y lo vivimos al máximo”, recordó sobre el encuentro.

El maquillista considera que los jugadores son un gran ejemplo de lucha para los ticos y afirma que les desea los mejores éxitos en el partido de este sábado contra Holanda.

“Ojalá que metan muchos goles y que Keylor ataje todos los tiros que le hagan. Que le pongan todas las ganas porque, pase lo que pase, ya son inspiración para todos nosotros. Les digo que sigan adelante y que, independientemente del resultado ya son ganadores”, opinó.

Gloriana Villalobos: Vivir la adrenalina de estar en una Copa Mundial

Los regates, jugadas, movimientos y garras en la cancha de la joven Gloriana Villalobos, llamaron la atención de los aficionados y de la prensa mundial, durante su participación en el Mundial Sub-17 que se llevó a cabo en Costa Rica.

Ahora la futbolista se llena de ilusión cuando ve a sus colegas de la Selección Mayor entregar alma y corazón en los estadios en la Copa de Brasil.

Gloriana Villalobos llora cada vez que juega la Selección.
Gloriana Villalobos llora cada vez que juega la Selección.

“Nadie apostaba un cinco por ese equipo; nadie creyó que llegaba tan largo y ahora, así como lo hicieron con nosotras (Selección femenina Sub-17), ellos reciben también el apoyo”, afirmó.

En su participación mundial, las muchachas no lograron puntuar, pero, a pesar de todo, se les vio luchar contra la adversidad, así como lo hacen los seleccionados.

“Motiva ver que Costa Rica está para grandes cosas, que somos un país pequeño, pero que tenemos un gran corazón y que podemos llegar con eso alcanzar metas”, expresó.

Lágrimas. Gloriana sabe en carne propia lo que es luchar detrás de un balón, correr, recibir faltas y tocar el cielo cuando se anota un gol, por esta razón sabe perfectamente cuál fue el sentimiento de los jugadores durante la tanda de penales ante Grecia.

“Casi me da un infarto porque es mucha tensión, pero, gracias a Dios, se pudo sacar. Creo que todo el país lo sintió como lo sentí yo”, contó.

La jugadora asegura que lo que más admira de esta Selección es la garra que ponen en cada partido y que no les importa cuál sea el rival que tienen al frente: ellos se agrandan y luchan como iguales.

“Contra Grecia ya los pies no les daban, pero ellos seguían. Tienen claro que están luchando por cuatro millones de personas; eso es lo que me gusta de ese equipo”, dijo.

Villalobos está convencida de que en Brasil los jugadores se inspiran gracias al empuje de la afición. Y ella ha experimentado lo valioso que es tener a cientos de personas gritando su apoyo.

“Deben saber que, pase lo que pase, para nosotros son héroes”.

Inspirada por ellos, Gloriana sueña con estar en lo más alto y cumplir como lo ha hecho la Mayor: sacando resultados y con tanta gente apoyándola.

Inés Sánchez: Reza con mucha fe antes de los partidos

No sabe nada de fútbol; si le preguntan qué es un tiro de esquina, no sabría responder. Sin embargo, desde hace un mes, la presentadora [[BEGIN:INLINEREF LNCIMA20140704_0195]]Inés Sánchez de Revuelta[[END:INLINEREF]] se dejó encantar por la Sele.

Ella ha sufrido, ha gozado y ha celebrado el invicto de Costa Rica en Brasil, y asegura que la Tricolor obtendrá una victoria ante Holanda este sábado.

“Antes de los partidos, los encomiendo al Corazón de Jesús y le digo: ‘Jesús, en vos confío’, para que los cuide”, confesó Inés.

Ella era del grupo que no hacía grandes apuestas por la Selección, pero que, poco a poco, se dio cuenta de las capacidades de los jugadores y el cuerpo técnico, tanto que ahora es una fiel defensora del trabajo de los costarricenses en Brasil.

“Creo que no todos los ticos teníamos esperanzas, pero esta Selección tiene un buen guía. Ellos han mostrado disciplina y quieren hacer las cosas bien”, explicó.

Sánchez no tenía la costumbre de sentarse a ver un partido de fútbol; eso cambió este año: si no está cerca de alguna pantalla, hace lo imposible para, al menos, escuchar los pormenores de los encuentros de la Sele en la radio. “Salgo corriendo cada vez que pueda para encender el radio del carro para no perderme ni un detalle”, confesó.

“No sé nada de fútbol, pero lo que no entiendo lo pregunto para aprender”, agregó a la confesión.

La presentadora de Teleclub afirma que el enamoramiento con la Selección Nacional ya es cosa seria. “Me enamoraron desde que me di cuenta de que Dios es el centro de todo su trabajo; esta unión con el Padre los va a seguir ayudando”, expresó.

Tensión. “¡Ay no! Otro partido como ese (ante Grecia) y me da un infarto. ¡Ay no! No más así, que ganen de entrada”, les pidió Inés a los seleccionados.

Contra Holanda, asegura que está tranquila porque le tiene mucha fe al equipo del colombiano Jorge Luis Pinto. “Vamos con todo lo bueno que tiene esta Selección. Este sábado estoy segura de que nos traemos unos tulipanes para Costa Rica”, mencionó.

Entre las cualidades que rescata Sánchez del grupo de jugadores, están la disciplina que han mostrado durante los encuentros del Mundial, así como la unión de grupo que también reflejan.