Ana Solano cuenta que la salud de su esposo se ha ido deteriorando paulatinamente.

 5 agosto, 2016

La salud del folclorista y compositor costarricense, Lorenzo Lencho Salazar, se ha ido deteriorando con el pasar de los días, según lo comentado a Viva por su esposa Ana Solano.

Durante los últimos meses Salazar no ha tenido crisis, sin embargo, su compañera reconoce que no presenta mejoría, por el contrario lamenta que su salud está muy debilitada.

En abril anterior Viva publicó que luego de que a Salazar se le reventara una úlcera en su estómago en diciembre del 2015, estaba delicado, además, su esposa dijo que tenía otros padecimientos.

Una serie de microinfartos sufridos por el folclorista tiempo atrás, es uno de los motivos con mayor pero al que según doña Ana, los médicos atribuyen el deterioro físico de su esposo.

“Él no presenta mejoría, más bien entre más días pasan la mente se le va estropeando, ayer tuve que llevarlo a sacar sangre al Hospital Blanco Cervantes, y qué va, se me maltrata mucho cuando viaja en ambulancia. Él está muy deteriorado, a veces parece que está dormido y no se sabe, no ronca, no se mueve, está despierto, pero pasa como en un sueño profundo. Por las noches se despierta y pasa en vela, yo lo acompaño siempre”, contó Solano.

Aunado a sus padecimientos, Solano quien funge como cuidadora de Lencho, mencionó que la falta de apetito provoca que él esté bastante débil.

Doña Ana contó que Lencho siempre ha sido muy devoto a la Virgen de los Ángeles. FOTO: María Andrea García/Archivo.
Doña Ana contó que Lencho siempre ha sido muy devoto a la Virgen de los Ángeles. FOTO: María Andrea García/Archivo.

“No está comiendo tanto, está perdiendo mucho peso, lo único que lo mantiene es que le doy un vasito de leche (Ensure), eso lo sustenta un poco más”, aseguró Solano.

Pese a su condición y a que la mayor parte del tiempo no tiene noción de lo que acontece a su alrededor, en ocasiones tiene episodios de lucidez.

Doña Ana dice que Salazar –quien habla esporádicamente–, el pasado 1 de agosto, le pidió un rosario y se puso a rezar en silencio.

“Yo sé que él lo hizo porque de alguna manera sabía que pronto sería el día de la Virgen de Los Ángeles, él siempre ha sido muy devoto. Yo creo en que Dios y la Virgen harán su Santa voluntad”, afirmó la esposa de Lencho.

Afectada. Ana Solano de 58 años y esposa de Lencho Salazar desde agosto deste el 2015, mencionó que cuidar a su esposo las 24 horas del día ha repercutido en su salud.

Hace pocos días tuvo que acudir al fisioterapeuta porque sufrió una fuerte contractura que la hizo perder el equilibrio de sus piernas. A raíz de esto, recibió una prohibición que la angustia.

“Me recomendaron que ya no alce a Lencho porque me estoy dañando yo. Estaba tan contracturada que tenía dos pulgadas de diferencia entre un pie y el otro, ahora a como puedo lo siento y lo baño”, finalizó.

Lencho Salazar quien vive con su esposa en el antiguo Rancho de Lencho en La Garita de Alajuela, cumplirá 85 años el próximo 4 de diciembre.

Etiquetado como: