Británica de 24 años saltó a la fama con la adaptación al cine de la saga de Harry Potter

Por: Manuel Herrera 23 septiembre, 2014

La actriz Emma Watson fue ovacionada el domingo pasado en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, tras pronunciar un discurso en donde abogó por la igualdad de derechos entre los hombres y las mujeres.

"Mi vida es un privilegio porque mis padres no me quisieron menos porque naciera niña. Mi colegio no me limitó porque fuera niña. Mis profesores no asumieron que llegaría menos lejos porque daría a luz a un hijo algún día", Emma Watson.

Watson, de 24 años, habló como parte de la campaña HeForShe (Ellos por ellas), que promueve la misma entidad que hace seis meses la eligió como embajadora de Buena Voluntad de ONU Mujeres.

"Fui nombrada embajadora de Buena Voluntad de la ONU hace seis meses y he descubierto que mientras más hablo del feminismo, más caigo en cuenta de que luchar por los derechos de las mujeres es para muchos sinónimo de odiar a los hombres", fueron parte de las primeras palabras de la actriz.

Continuó: "Y si de algo estoy segura es de que esto tiene que terminar. Para el registro, feminismo, por definición, es creer que tanto hombres como mujeres deben tener iguales derechos y oportunidades. Es la teoría política, económica y social de la igualdad de sexos".

"Mis investigaciones recientes me han demostrado que feminismo se ha vuelto una palabra poco popular. Las mujeres han decidido no identificarse como feministas porque, aparentemente, ante los ojos de otros, esta expresión las hace ver agresivas, anti-hombres y hasta poco atractivas. ¿Por qué se ha convertido en una palabra incómoda?", agregó la joven actriz ante el aplauso de los presentes, incluído el Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon.

Watson, que saltó a la fama con la adaptación al cine de la saga de Harry Potter, afirmó que la realidad sobre cómo se tergiversa el concepto la ha constatado en sus viajes.

"Yo nací en el Reino Unido y creo que es justo que me paguen lo mismo que a mis compañeros varones. Creo que es lo debido que yo pueda tomar decisiones sobre mi propio cuerpo y que las mujeres sean parte de las políticas y decisiones que afectarán a mi vida. Creo que, socialmente, merezco el mismo respeto que un hombre. Pero, lamentablemente, puedo decir que no existe un solo país en el mundo en el que todas las mujeres puedan ver estos derechos cristalizados. Ningún país en el mundo puede decir que ha alcanzado por completo la igualdad de género", consideró Emma Watson.

En el orden usual, Emma Watson, el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon junto a su esposa Ban Soon-Taek, y el actor británico Kiefer Sutherland.
En el orden usual, Emma Watson, el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon junto a su esposa Ban Soon-Taek, y el actor británico Kiefer Sutherland.

La actriz dijo sentirse privilegiada porque su entorno social nunca la limitó por su condición de mujer. "Mi vida es un privilegio porque mis padres no me quisieron menos porque naciera niña. Mi colegio no me limitó porque fuera niña. Mis profesores no asumieron que llegaría menos lejos porque daría a luz a un hijo algún día. Estas influencias son las embajadoras de igualdad de género que me han hecho lo que soy ahora. Pueden no saberlo, pero son las feministas involuntarias que necesita el mundo hoy. Necesitamos más de ellas", sostuvo.

Watson concluyó su intervención de poco más de 10 minutos con una invitación a permanecer unidos para lograr el cambio y hacer de la igualdad de género una realidad.

"En mi nerviosismo por este discurso... en mis momentos de duda me digo firmemente: 'Si no soy yo, ¿quién? Si no es hoy, ¿cuándo? Si tienes dudas cuando se te presenta una oportunidad, espero que estas palabras te sean útiles. Porque la realidad es que si no hacemos nada hoy, van a tener que pasar 75 años o quizás 100 para que una mujer pueda esperar a recibir el mismo salario que un hombre por el mismo trabajo. Más de 15 millones de niñas serán forzadas a casarse en los próximos 16 años y, al mismo ritmo, no será hasta el 2086 que las mujeres de las áreas rurales de África puedan ir a la escuela secundaria", comentó.

Finalmente dijo: "Si crees en la igualdad, debes ser uno de esos feministas de las que hablé poco antes y por eso yo te aplaudo. Para hacer el cambio, necesitamos estar unidos y las buenas noticias son que ahora tenemos una organización unida. Te invito a que te dejes ver y que te preguntes: Si no soy yo, ¿quién? Si no es hoy, ¿cuándo? Muchas gracias".