Morena hace un repaso de sus logros y su futuro a pocas horas de entregar la corona

Por: Manuel Herrera 19 agosto, 2016

Brenda Castro ha experimentado un viaje al pasado en los últimos días. El trajín de los preparativos para elegir a su sucesora ha llevado a la guapileña a transitar por un camino de emociones, donde la nostalgia por recordar los momentos previos a su elección como Miss Costa Rica 2015 han cobrado gran protagonismo.

"No estoy en un momento para ponerme a pensar en lo que hubiera hecho o no. Estoy satisfecha con lo que pasó, con lo que hice...", Brenda Castro, Miss Costa Rica 2015.

“Estoy bastante ansiosa porque todo esto me recuerda cuando era yo la que estaba en este proceso. Me siento identificada con las chicas (las 10 aspirantes al reinado de este año) porque ellas están viviendo lo que yo viví hace un año, entonces sí tengo sentimientos encontrados”, dijo la morena de 24 años.

A pocas horas de entregar su corona, Castro repasó con Viva desde los momentos cumbre que vivió en estos 12 meses como la mujer más bella del país hasta las polémicas que la salpicaron en el último año, así como de sus planes a futuro.

A continuación, una parte de la entrevista.

¿Cuánto crecimiento personal le deja esta corona?

Bastantísimo. De hecho creo que es una de las cosas que hace un Miss Costa Rica con la ganadora, porque uno pasa por tantas experiencias, por tantas críticas, por tantos apuros, por tantos compromisos y demás, que lo hacen ser a uno más fuerte.

¿Dónde radican esos cambios?

En temas de seguridad, por ejemplo. Antes sentía temor sobre qué me iban a preguntar y qué iba a responder; ahora me pueden preguntar lo que sea porque me doy cuenta de que todo es una opinión y de que no tengo que saberlo todo. Me doy cuenta de que soy humana y que simplemente tengo un título que es muy importante y que tengo que hacer las cosas bien.

Un día después de ganar Miss Costa Rica, dijo que quería ser la reina del pueblo. ¿Lo logró?

No puedo saberlo porque no soy el pueblo. Será el pueblo el que lo piense y el que lo diga. Mantuve mi humildad y nunca cambié mi esencia.

¿Cuál es su principal legado como Miss Costa Rica?

La humilde representación de la mujer costarricense. También, que tomen como inspiración que con mucho esfuerzo se logran las cosas.

El reto más grande al que se enfrentó este último año como reina... ¿cuál fue?

Después de ser coronada, fue resignarme y darme cuanta de que no iba a ir al Miss Universo y de que me estaban quitando una parte muy grande de lo que significa ser Miss Costa Rica. Ese fue uno de los retos que tuve a nivel personal.

Su reinado lo empañaron críticas de Nicole Carboni contra usted y la organización. ¿Le afectó?

Eso a mí no me afectó en absolutamente nada y menos ahora que todo acaba. Ahora ella empieza hablar de otras chicas.

Melissa Fernández
Melissa Fernández

¿Qué le faltó hacer como Miss Costa Rica?

No estoy en un momento para ponerme a pensar en lo que hubiera hecho o no. Estoy satisfecha con lo que pasó, con lo que hice... Así fue mi reinado y así era como tenía que ser.

¿Su trabajo como miss dónde se enfocó?

Desde el día que me eligieron siempre hablé del empoderamiento de la mujer. Me enfoqué en impulsar la autoestima, la seguridad de la mujer y en apoyar a las chicas que vienen en camino con sus sueños.

¿Cómo se puede visibilizar más el trabajo de la Miss Costa Rica?

Se debe promover. Lo que pasa es que cuando uno hace algo que le sale del corazón no hay porqué hacerlo público. Eso es lo que en mi caso ha pasado.

¿Le faltó apoyo de la organización en algún proyecto que quiso emprender?

La organización del Miss Costa Rica siempre estuvo presente cuando necesité algo.

¿En qué términos sale con la organización?

Totalmente bien. Siempre me llevé bien con todos; es lo que creo y pienso. Así era como quería salir, por la puerta de grande.

¿Qué cambios haría en el certamen?

Siempre debemos ser mejores cada día, entonces sería bueno promover más la parte del casting , que lo hagan de una manera más atractiva para que participen más muchachas.

Su mensaje de despedida de esta noche, ¿de qué tratará?

Quise dar un mensaje a todo el pueblo de Costa Rica de que la vida está dividida en etapas y decisiones entonces que todo se basa en eso y de que todo lo que inicia, acaba.

¿En qué se enfocará ahora?

Me doy a dedicar de lleno a mi negocio Brenda’s House que es mi proyecto y ahorita está en pañales porque apenas tiene dos meses y medio de abierto. También, el otro año, espero retomar mis estudios de Psicología.

¿Ha pensado seguir los pasos de algunas precedesoras de estar en la televisión?

Sí y no. Ahorita lo que creo correcto para mi vida es lo de Brenda’s House. Después veremos qué pasa, yo no estoy cerrándome a ninguna oportunidad.

¿Cómo ve la competencia en la elección de la nueva Miss Costa Rica?

Hay chicas fuertes, bonitas… y hay otras que uno no las conocía y que van saliendo del cascarón y que uno nunca sabe, pueden ser la sorpresa de la noche. Quiero que el jurado se ponga a pensar y que busque a las finalistas correctas.

A su criterio ¿cuál es la ganadora correcta?

La que debe de ganar es esa que rompa el escenario con energía, que haga pasarela divina y que en la parte de respuesta atine. Para mí la parte de la respuesta es súper importante.

Está muy enamorada de Johnny Castro, ¿ha pensado en formalizar la relación?

No, para nada. No voy a mentir, sí quiero casarme algún día de mi vida pero no he pensado cuando y no urge. Seguiremos normales como novios y empresarios, apoyándonos, queriéndonos y amándonos.