Ivanka Trump no solo ha tenido que limpiar el caos provocado por los imprudentes comentarios de su padre en contra de las mujeres, sino que ha modelado parte de las promesas del candidato presidencial

Por: Gloriana Corrales 2 noviembre, 2016

Cuando se es parte de la progenie de un hombre como Donald Trump, sería casi imposible no tener nexos con el mundo del espectáculo, de la moda y de los certámenes de belleza.

Ivanka Trump, la segunda hija del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, es todo lo anterior; sí, aunque se podría decir que es como un calcetín fuera del canasto... para dicha de Donald Trump.

La hija del antes dueño de parte de las acciones de la Organización Miss Universo y la atleta y modelo checoslovaca Ivana Trump, decidió desde hace muchos años no seguir los pasos de su madre y ser más que una celebridad.

Socialité , modelo y diseñadora de modas, pero también empresaria con una especialidad en Economía de la Universidad de Pensilvania, además de vicepresidenta ejecutiva de Real Estate Development and Acquisitions, una de las firmas de la Trump Organization.

Así de variado es el currículo de Ivanka, la rubia de 35 años que acompaña al candidato presidencial en su campaña. Ella es, al mismo tiempo, la más fiel defensora de Trump, una relacionista pública formada a la fuerza tras las constantes declaraciones polémicas del candidato y una especie de carta bajo la manga para ganar el voto femenino.

Desde muy joven, Ivanka comenzó a mostrar interés en los proyectos de su padre y en 1997, a sus 17 años, fungió como presentadora del Miss Teen USA.

De hecho, en el negocio familiar, ninguna de las tres esposas de Trump ha tenido mayor poder que Ivanka.

Luego de haber desfilado para marcas como Versace o Thierry Mugler y de aparecer en campañas de Tommy Hilfiger y Sassoon, la hija del magnate creó una exitosa una línea de joyería y ropa que lleva su nombre: Ivanka Trump Collection.

Sin embargo, la hija del candidato ha visto caer en picada su propia empresa, luego de que una especialista en mercadeo llamara a un boicot contra la línea dicha línea, a raíz de los comentarios misóginos del magnate que salieron a la luz en una grabación publicada por The Washington Post .

Tres mujeres. Trump suele acompañarse por sus hijas Ivanka (izquierda) y Tiffany (de celeste) y por su esposa, la exmodelo Melania Trump. The New York Times
Tres mujeres. Trump suele acompañarse por sus hijas Ivanka (izquierda) y Tiffany (de celeste) y por su esposa, la exmodelo Melania Trump. The New York Times

“Los comentarios de mi padre fueron claramente inadecuados y ofensivos, y estoy satisfecha de que él lo haya reconocido y se disculpara con mi familia y la sociedad estadounidense”, dijo a Fast Company en una entrevista.

Sin embargo, la hija de Trump no se ha salvado de las saetas lanzadas por la opinión pública.

Muestra de ello fue la experiencia vivida en la última conferencia Fortune Most Powerful Women , el 19 de octubre, a pocos días desde la filtración del video donde se escucha a Trump.

“Profesional y personalmente, Ivanka Trump se ha hecho un hueco fuera de la sombra de su padre como defensora de la mujer trabajadora. Su empresa y su web personal están pensadas y dirigidas por y para mujeres como ella: para la mujer de éxito que es capaz de combinar todas las facetas de su vida. Por eso, en la conferencia el resto de mujeres empresarias le plantearon enseguida la pregunta obvia: ¿cómo podía dirigir una empresa que celebra las mujeres trabajadoras mientras defendía a su padre?”, señaló el diario El País .

En su defensa, Ivanka manifestó que ha intentado mantener su firma alejada de la campaña presidencial y agregó que ha sido complicado vivir bajo el escrutinio de todo el mundo.

Voz femenina. Durante los últimos meses, Ivanka se ha encargado de subsanar los daños ocasionados por los comentarios de su padre contra las mujeres.

Por ejemplo, en abril salió en defensa de Trump, cuando el candidato dijo que a la periodista Megyn Kelly, de Fox News , le “salía sangre por todos lados”, en una clara alusión al período menstrual de la reportera y a los cambios hormonales en su temperamento.

Lealtad a toda prueba. Pese a los comentarios de tono sexual que Trump ha hecho sobre su hija, Ivanka lo defiende bajo el argumento de que ella es quien realmente lo conoce y sabe el respeto que tiene por ella. AFP
Lealtad a toda prueba. Pese a los comentarios de tono sexual que Trump ha hecho sobre su hija, Ivanka lo defiende bajo el argumento de que ella es quien realmente lo conoce y sabe el respeto que tiene por ella. AFP

“No creo para nada que él (Trump) se oriente por el género... Yo no sería una ejecutiva de alto nivel dentro de la Organización Trump si él realmente pensara de esa manera”, dijo la joven a CNN, al tiempo que manifestó que ha sido su padre quien la ha impulsado a seguir sus aspiraciones profesionales.

No obstante, la propia Ivanka ha sido víctima de las declaraciones misóginas del candidato republicano. Una de los primeros casos se remonta a 1997, cuando en el concurso Miss Teen USA Trump volteó a ver a la entonces Miss Universo y le dijo: “¿No te parece que mi hija está buena? ¿Está buena, verdad?”.

También en el 2006 el ahora candidato presidencial dejó atónita a la opinión pública cuando en una entrevista le preguntaron qué opinaría de que la joven apareciese en la revista Playboy , a lo que Trump contestó que no creía que ella fuera capaz, aunque tenía el cuerpo necesario y agregó: “Si no fuese mi hija, no me importaría salir con ella. ¿No es terrible?”.

Adicionalmente, en el 2013 se les cuestionó a él y a Ivanka qué tenían en común. La respuesta de la empresaria giró en torno al golf y a los negocios inmobiliarios. “Yo iba a decir que el sexo”, replicó Trump entre risas.

Pese a tales manifestaciones, Ivanka se ha mantenido como la mejor embajadora de Trump ante las votantes femeninas, algo que le ha ganado tantas críticas como atención mediática positiva.

“Ivanka Trump es un peso pesado dentro de la campaña de su padre y fue ella quien lo llevó a suavizar su tono en el pasado y a tener una actitud más presidencia. A ella se le acredita haber moderado sus puntos de vista en cuanto a la planificación familiar, dar forma a su promesa de trabajar en favor de la salud femenina y no solamente enfocarse en el aborto, como la mayoría de los conservadores”, resalta The Boston Globe.

Este 8 de noviembre, bien podría ser la imagen de Ivanka la que le arrebate algunos votos a la candidata demócrata Hillary Clinton. Sin embargo, el panorama aún no está despejado y podría ser que ni una influencia tan fuerte como la de la exitosa joven pueda ayudar a su padre a escalar en las cifras del voto femenino.

Etiquetado como: