Periodista decidió no referirse al nuevo 'Buen Día'

Por: Manuel Herrera, Eillyn Jiménez B. 26 febrero, 2016

El periodista Édgar Silva ganó un reconocimiento como el mejor entrevistador de Centroamérica por el trabajo realizado en Las paredes oyen, programa que se transmitió por canal 7 entre abril y julio del 2015.

El expresentador de Buen Día compitió con José Eduardo Baldizán, quien representó al programa Cara a cara de la cadena Azteca Guatemala, y con Rafael Domínguez de El Salvador.

El premio fue otorgado por la Academia Mexicana del Entretenimiento Popular, que está adscrita al consorcio de comunicación Multimedios , en Monterrey.

"Me llamaron y me dijeron que querían considerarme para ese premio. También me comentaron que están tratando de que el proceso de estos premios sea más inclusivo. Quiero agradecerles, me emociona y halaga mucho.

"Cuando comencé en este oficio hace 25 años escuché que la pregunta es un arma para el periodista y quise convertir ese concepto en herramienta", manifestó Silva.

El comunicador aseguró que preguntar permite construir puentes y agradeció a sus compañeros de Teletica y al público por el apoyo brindado durante la producción de entrevistas.

"El programa dio de qué hablar, tuvo índices de audiencia extraordinarios y lo que me halaga es que llamara la atención afuera, porque nuestros productos son muy locales", agregó Silva.

Las paredes oyen tuvo como invitados al presidente de la República, Luis Guillermo Solís; a Matteo Quintavalle, José Alberto Cañas, Manuel Antonio Pilo Obando, Inés Sánchez, Floribeth Mora, Adal Ramones, entre otros.

Nuevo ciclo. El premio le llegó a Silva en un momento de su carrera en el que se encuentra lejos de las cámaras, pues el 15 de diciembre fue su última aparición en el programa Buen Día , el cual salió del aire por casi un mes y regresó el 22 de febrero, en una nueva etapa a cargo de Randall Salazar.

- ¿Qué ha estado haciendo?

- Estoy muy bien, muy tranquilo, disfrutando mucho de lo que estoy haciendo para la Cámara de Ganaderos de San Carlos. Es un proyecto de comunicación muy interesante. Me sigo sintiendo útil en términos de que le estoy ayudando al colectivo. Además, estoy llevando un curso de catación de café y haciendo cosas diferentes en mi vida.

- ¿Le hace falta la rutina?

- La respuesta es un contundente no, de momento no lo he extrañado.

- ¿Qué opina de la decisión de canal 7 de cerrar Buen día por un tiempo?

- Creo que mi opinión alrededor del tema es absolutamente innecesaria. Yo ya no estoy en la empresa y obviamente lo que hicieron responde a sus intereses, visión y filosofía. Uno tiene que ser respetuoso de todo eso.

- ¿Ha visto Buen día en su nuevo ciclo?

- Vi a doña Débora (Azevedo) cocinando y dos segmentos, pero no lo he visto estos días. Además, insisto, mi opinión alrededor de lo que se haga va cargado de morbo, respeto a mis compañeros.