A sus 41 años Christy se ha convertido en una referencia en materia protocolaria. ¿Cómo es ejercer este oficio en Costa Rica? ¿Cómo llegó a este camino de normas y elegancia? Y, siendo experta, ¿ha incurrido en errores? Ella conversó con Viva y reveló detalles inimaginables de su ejercicio.

 5 marzo

Llevar de regalo un libro a un presidente no vidente fue el inocente error de Christy Marín a los 18 años, cuando era reina de belleza y se dio cuenta de que la edad no era motivo para ignorar reglas básicas. Desde entonces se interesó por el protocolo.

Luego de ganar el concurso Reina de Costa Rica Intercontinental, Marín tuvo que representar en varios certámenes al país. Con la madurez que dan los años, recordó el vergonzoso gazapo que vivió en 1994.

Desde | HACE SEIS AÑOS, CHRISTY SE DEDICA DE LLENO A SU TRABAJO EN PROTOCOLO. JOHN DURÁN
Desde | HACE SEIS AÑOS, CHRISTY SE DEDICA DE LLENO A SU TRABAJO EN PROTOCOLO. JOHN DURÁN

“Gané Miss Costa Rica Intercontinental sin ninguna experiencia, y eso me llevó a representar al país en varios concursos. Al segundo concurso que voy me dijeron que iba a conocer al presidente de República Dominicana don Joaquín Balaguer, me dijeron que tenía que llevar un regalo.

”En el Instituto Costarricense de Turismo me dieron varios presentes, pero yo decidí llevar un libro acerca de los Parques Nacionales que me pareció el más bonito. Cuando estoy en línea de saludo a punto de conocerlo me dice la representante colombiana: Christy, ¿usted qué le trajo al presidente? Yo, como la más orgullosa, le dije: un libro de los Parques Nacionales, y me dice: ‘Christy el presidente es no vidente’. Gracias a eso, yo empecé a estudiar protocolo hace 22 años”.

De regreso al país recibió varios cursos de Etiqueta y Protocolo con Flora Muñoz de Antillón y Juan Carlos Bonilla. Sin embargo, en ese momento no se concentró de lleno en ese campo. Christy estudió relaciones públicas y ejerció por un tiempo. Paulatinamente se sumergía en el mundo del protocolo.

Clases de automaquillaje, asesoría de imagen, lenguaje corporal y etiqueta de mesa son solo algunos de los conocimientos que Christy brinda a sus clientes porque, según dice, “el protocolo va más allá de saber comer en la mesa”.

“Hay protocolo eclesiástico, deportivo, cultural, del Estado, militar, monárquico, social, corporativo. La etiqueta en la mesa es una pequeña parte de eso”, recalcó.

Gracias a los conocimientos adquiridos con el tiempo en el ámbito protocolario, empezó a aparecer en medios de comunicación.

Los 40 principales (2004) e Intrusos de la Farándula (2010) fueron sus primeros pasos en los medios. “Yo he logrado llegar a los medios de comunicación principalmente porque fui una miss . Yo aparezco en medios pero no soy parte de la farándula”, afirmó.

En el 2010 entusiasmada con la idea de seguir surgiendo en el área del protocolo, Christy se fue a estudiar una maestría a España.

“Estudié en la Escuela Internacional de Protocolo en Madrid. Allá estuve un año. En el 2011 regresé a Costa Rica luego de haberlo dejado todo”, dijo.

Las normas de etiqueta, establecidas por leyes o costumbres, se convirtieron en el pan de cada día de Christy, quien actualmente solventa todos sus gastos gracias a este oficio, que expande por redes sociales. Tanto ha llamado la atención, que también ha aparecido en emisoras de Prisa Radio y en Buen día , de Teletica (canal 7).

Normas | BÁSICAS A LA HORA DE COMER SON PARTE DE LAS RESPUESTAS QUE ACLARA A QUIENES LE CONSULTAN POR REDES SOCIALES JOHN DURÁN
Normas | BÁSICAS A LA HORA DE COMER SON PARTE DE LAS RESPUESTAS QUE ACLARA A QUIENES LE CONSULTAN POR REDES SOCIALES JOHN DURÁN

Personal. A lo lejos Christy se ve como una persona cuidadosa, ordenada y con una imagen que genera la certeza de que domina todo el tema protocolario. De cerca se comprueba que actuar de la manera “correcta” ya es parte de su personalidad. Mucho de esto lo atribuye a los valores y modales inculcados por sus familia “de clase media trabajadora costarricense”. Y, por supuesto a todo lo aprendido y puesto en practica en su carrera que es su forma de vida.

La familia es parte esencial en su existir. Sus sobrinos son su gran amor y es normal encontrarla disfrutando con ellos en un fin de semana. Patinar es el ejercicio que más disfruta realizar, cuando el trabajo se lo permite.

Como predicadora de lo que vende, se declara como una mujer “ordenada”. También admite que le cuesta delegar y que no sabe cocinar.

“No soy tan vanidosa como la gente cree... A veces no me gusta ir al salón, pero sí trato de cuidar mi imagen y andar siempre presentable, me gusta andar bonita”, contó.

Su presencia en medios ha sido constante, mas según asegura “evita mezclarse con la farándula” pues hace algunos años una relación mediática la hizo ser noticia de la prensa del espectáculo. Con gracia recuerda cómo en el año 2010, por su abrupta y escandalosa ruptura con el exdiputado Óscar Núñez, aquel asunto privado se hizo muy público.

Entre tantas declaraciones, una frase que utilizó se hizo célebre: “Chancleta que tiro, que otra la recoja”. Hoy, entre risas, piensa que debió de elegir otro tipo de calzado. “Quizá tacón hubiera sido mejor”, dice.

Anteriormente, en el 2005, vivió un divorcio, tras tres años casada con un hombre boliviano. Ahora, más prudente y discreta por las “lecciones de la vida”, Christy experimenta una relación con un empresario de 43 años desde hace siete meses, luego de estar soltera durante varios años.

Los hijos no han llegado a la vida de Christy “no porque no quiera” sino porque “es algo que ha dejado en manos del destino”.

Por el momento, los anhelos de Christy se centran en terminar de escribir su libro sobre el protocolo en Costa Rica y en darle forma a su propia escuela protocolaria.

Con paciencia, coloca los cubiertos en esa mesa, de la manera correcta, claro. Por mientras, continúa con su sonrisa, instruyendo a quienes quieren actuar “correctamente” en su empresa o en eventos sociales.

Eso sí, si se desconcentran, no lo piensa dos veces para sonar su infaltable campana y que le presten atención, así como toda una institutriz.

La etiqueta | DE MESA ES SOLO UNA RAMA DE LO QUE ABARCA EL PROTOCOLO JOHN DURÁN
La etiqueta | DE MESA ES SOLO UNA RAMA DE LO QUE ABARCA EL PROTOCOLO JOHN DURÁN

En sus tacones.

¿Intimida a sus parejas o amigos en la mesa?

Siempre me dicen eso, y vieras que yo estoy en otro planeta, me enfermaría de estar viendo eso. Él es súperrelajado (el novio), a él no le interesa eso. Con mis sobrinos sí soy más intensa. Pero ni a parejas ni amigos, si no me piden el consejo jamás, jamás le digo algo a alguien; sería una falta de respeto tremenda.

Por la naturaleza de su trabajo usted debe de ser muy correcta siempre. Sin embargo, no deja de ser humana. ¿Ha incurrido en errores protocolarios?

( Risas ). Sí. Como ser humano que soy, me ha pasado varias veces. Haces unos días tuve un altercado con una señora en un banco. Ella estaba pitando mucho, y mientras yo hablaba con el señor del cajero le dije: ‘Muchacho, qué pena, pero no era yo quien estaba pitando’. La señora escuchó y empezó a decir que ella erala que pitaba, que cuál era el problema, yo me volví y le dije: ‘Señora, por favor, tenga educación’. Yo trato de practicar lo que predico, estamos en un momento de la vida en el que la gente anda tan acelerada... Se armó un alboroto protagonizado por mí y al final solo le dije que no fuera tan corriente. Eso jamás debería suceder en protocolo. Somos humanos y se nos puede salir el “Chucky”, pero hay que tratar de controlarse”.

¿Cuáles son los principales retos que se enfrentan en el país en el área del protocolo?

Creo que el reto más grande es que el tico haga caso. Los ticos somos especialistas en ver cómo nos brincamos las reglas.

¿Cambian las reglas? ¿Cómo era trabajar protocolo hace 22 años y cómo es ahora?

No solo cambian, sino que se modernizan. Por ejemplo, se ha tenido que incluir el protocolo electrónico o la netetiqueta , que tiene que ver con la educación a través de los correos electrónicos que era algo que no existía. Las reglas se modernizan, pero no cambian tanto.

En el protocolo hay reglas establecidas, pero, ¿cómo se tratan hombres y mujeres ahora que está sobre el tapete la igualdad de condiciones entre hombres y mujeres?

Si me pregunta por protocolo, la mujer siempre va a ser la parte chineada en el nivel social. En lo laboral, se tiene que dar la máxima jerarquía al jefe independientemente de su sexo: se le tiene que abrir la puerta para que pase y esas cosas. En el protocolo no hay machismo ni feminismo ( sic ): hay reglas.

¿Cómo se vive en un país como Costa Rica de protocolo?

La gente no lo puede creer, pero es muy necesario. Yo publico muy poco de mis trabajos por confidencialidad con mis clientes y ética profesional, pero trabajo mucho con bancos privados y estatales, con casas farmacéuticas; doy protocolo empresarial, ejecutivo. Ahorita se me vende mucho lo que tiene que ver con la imagen corporativa, explico cuándo hay o no códigos de vestimentas... Trabajo con líneas aéreas, agencias de vehículos. Eso me da para vivir, pero cuesta arrancar. Ahora me quiero clonar.