9 abril, 2015

Londres

La duquesa Catalina, esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra, dará a luz a finales de abril a su segundo hijo, del que todavía no conoce el sexo, informó este jueves un portavoz de la Casa Real británica.

Catalina alumbrará al bebé en el ala privada Lindo, del hospital St. Mary, en el distrito londinense de Paddington, el mismo centro donde nació el 22 de julio del 2013 el príncipe Jorge, el primogénito de la pareja.

"El duque y la duquesa están inmensamente agradecidos por los cálidos deseos que han recibido desde el Reino Unido y el resto del mundo durante los últimos meses", afirmó el portavoz real.

"(Guillermo y Catalina) son conscientes de que la gente está emocionada porque el príncipe Jorge tendrá pronto un pequeño hermano o hermana y significa mucho para ellos que tanta gente vaya a celebrar un momento tan importante para su familia", señaló.

La misma fuente precisó que la pareja no conocerá el sexo del bebé hasta su nacimiento.

La princesa Catalina hizo este viernes su última aparición en público previo al nacimiento de su segundo hijo.
La princesa Catalina hizo este viernes su última aparición en público previo al nacimiento de su segundo hijo.

El equipo médico que atenderá a la duquesa, de 33 años, estará liderado por el ginecólogo y obstetra Guy Thorpe-Beeston, del hospital londinense de Chelsea y Westminster.

Cuando nazca el bebé, la reina y miembros de ambas familias serán informados en primer lugar, tras lo cual el palacio de Kensington, residencia oficial de los duques de Cambridge, comunicará la noticia a los medios.

Desde el nacimiento del príncipe Jorge, Guillermo y Catalina cuentan con los servicios de una niñera española, María Teresa Turrión, que podría encargarse también del cuidado de su segundo hijo.

Está previsto que Guillermo se tome dos semanas de permiso de paternidad en su trabajo como piloto de ambulancias aéreas.

El príncipe y su familia pasarán los primeros días tras el parto en su residencia londinense del palacio de Kensington y más tarde se trasladarán a su vivienda en Norfolk, al este de Inglaterra.