Por: Allan Andino 30 mayo, 2014

Pasa el tiempo y se vuelve más tentadora la buchaca de reconocimientos del principal concurso de belleza del país. Además de elegir a la mujer que representará la belleza del país en Miss Universo, Miss Costa Rica tiene otro buen gancho: la remuneración económica y otros premios materiales.

Este año, la ganadora obtendrá la cifra más alta en efectivo que se haya ganado una Miss Costa Rica: ¢4 millones (el año pasado eran ¢3,7 millones). Además, obtendrá un auto Toyota último modelo, ¢2 millones canjeables en tratamientos de belleza en el salón Image Design, carteras de la diseñadora Jennifer Lang, prendas de Nicky Polet y Coral, así como calzado de Daniel del Barco.

En ediciones anteriores, las ganadoras no gozaban de tantos privilegios. Sin embargo, hay beneficios que también se han perdido.

Reina. Andrea Ovares ganó el certamen en el 2003. Archivo.
Reina. Andrea Ovares ganó el certamen en el 2003. Archivo.

“Además del carro, que vendí –y me levantaron una ceja por eso (ahorró para comprarse un apartamento)–, nos daban el llamado salario de Miss Costa Rica. Era un cheque de ¢100.000 al mes, durante todo un año. Eso me ayudó muchísimo para los gastos del concurso en el extranjero”, recordó Andrea Ovares, Miss Costa Rica 2003, quien representó al país en Miss Universo en Panamá.

Asimismo, obtenía una beca completa en una universidad privada; por ejemplo, Ovares aprovechó esto para cursar Relaciones Públicas y combinarla con Derecho.

Hace 11 años, Andrea también ganó un año de gimnasio, tratamientos dentales, servicios de un salón de belleza, trajes de gala y ropa casual.

Johanna Fernández, Miss Costa Rica 2005, afirmó que le dieron ¢100.000 mensuales por un año, y el carro nuevo. “Eran buenos premios y una beca completa en una universidad, que era un enorme beneficio. En cuanto a los premios actuales, creo que nunca es suficiente porque es un año en que la ganadora incurre en mucho gasto, Está en cada chica saber invertirlo porque prepararse para Miss Universo es palabras mayores”, explicó Fernández.

En el extranjero. Como referencia, en Miss Panamá , que será el 12 de junio, entrega muy jugosos.

Según Marisela Moreno, directora de ese concurso, a la canalera Albrook Mall le dará una tarjeta de crédito por $1.500, mientras que la Boutique Johnny Leon le darán los vestidos que requiera en un año.

Por supuesto, no faltará el carro: un Chevrolet Spark del año, así como seguro de viaje, canastas con productos de belleza Chi Farouk Systems, servicios odontológicos, tratamientos estéticos para el cuerpo y rostro, un crucero por el Caribe y un viaje a Trinidad y Tobago , entre otros.

Otras dos muestras: Miss Estados Unidos le da un año de apartamento en Nueva York a su reina, compartido con la Miss Universo, y el Miss Venezuela envió a Migbelis Castellanos a estudiar inglés en Atlanta, para fortalecer esa segunda lengua.