Con una popularidad superior a la que tuvieron sus padres a su misma edad, el primer hijo de los Beckham vive entre fans y cámaras.

Por: Manuel Herrera 4 octubre, 2015

El decir de Victoria Beckham no suena descabellado cuando afirma que su primogénito Brooklyn podría eclipsarla en cualquier momento.

Aunque el hijo mayor de ella y David Beckham no es ni por asomo una celebridad aún, a los 16 años suma mayor popularidad que sus padres a esa misma edad.

Por ejemplo, a los 17 años David Beckham apenas debutaba en el Manchester United, y Victoria tuvo que esperar hasta los 21 para ser integrante de las Spice Girls, el exitoso grupo de pop británico.

Si bien en la actualidad Victoria y David están conectados con el jet set inglés y estadounidense, sus mayores logros los cosecharon hasta después de haber cruzado la línea de los 30 años.

A diferencia de sus padres, Brooklyn transita por los caminos de la popularidad desde temprana edad, algo que en los últimos meses ha hecho sentir a Victoria 20 años más vieja (tiene 41).

En declaraciones publicadas por Vanity Fair , la actual diseñadora de modas contó que durante unas vacaciones familiares en Bali, Indonesia, ya no era su matrimonio el que se robaba la atención de la gente, si no el mayor de sus cuatro hijos.

“Estoy entre asustada y orgullosa”, opinó Victoria sobre Brooklyn, su pequeña estrella.

Brooklyn Joseph Beckham debutó como modelo en el 2014.
Brooklyn Joseph Beckham debutó como modelo en el 2014.

En la mira. Brooklyn no solo llevó apareciendo toda la vida en la prensa rosa rodeado de su familia, sino que ya logró protagónicos en portadas de revistas como Miss Vogue (la versión juvenil de la publicación de moda), Rollacoaster y en Man about Town, en la que debutó como modelo.

En 20 páginas y vestido de importantes firmas de moda como Ralph Lauren o Saint Laurent, Brookyn demostró que tenía más talento para el modelaje –como su madre– que para el fútbol, aunque realmente ha intentado seguir los pasos de su padre.

Sus mayores triunfos los ha celebrado entre flashes y cámaras: luego de fotografiarse para Man about Town, logró un contrato gracias al cual será rostro de la campaña primavera-verano 2015 de la firma polaca Reserved, el más importante de su corta pero prominente carrera.

Y como hay aptitudes que no se heredan, en el deporte rey Brooklyn Beckham no ha podido brillar. Después de varios meses de entrenarse con el equipo sub18 del Arsenal, los responsables del club decidieron no contar con él en el futuro “por no haber evolucionado como ellos esperaban”.

Se dice que la influencia que David Beckham aún tiene en el mundo deportivo lo llevará a tocar las puertas del Manchester, por lo que el joven centrocampista podría llegar en un futuro a las ligas menores del club inglés.

Mientras eso pasa, Victoria resalta las dos facetas de su hijo.

“Brooklyn es un fotógrafo increíble, tiene mucho talento, mucho ojo. Además de jugar genial al fútbol, es muy bueno con la fotografía y el arte, así que imagino que hará algo creativo”, refirió la excantante a Vogue.

Del talento que habla Victoria fue del que se enamoró en el 2014 la protagonista de If I Stay , Chloé Grace Moretz, con quien tuvo una corta relación en el 2014.

En plena adolescencia, con la atención de la prensa sobre él y a la espera de ser fichado o por un equipo de fútbol o por una compañía de modelaje, el mayor de los Bekham demuestra ser, por el momento, el “producto” más exitoso de la industria familiar.