Sin remedio: Los doctores que atienden a la única hija de la cantante Whitney Houston afirman que tiene muerte cerebral y no pueden hacer nada

Por: Jessica Rojas Ch. 7 febrero, 2015

Desde pequeña, Bobbi Kristina Brown vivió cerca de las drogas, la agresión y la fama.

Su madre, la mítica cantante Whitney Houston, y su padre el artista Bobby Brown llevaron su vida a los extremos, lo cual llevó a Houston a la muerte en el 2012 debido a una trágica combinación entre alcohol, cocaína y un problema cardíaco.

Ahora, la historia parece repetirse. El sábado 31 de enero, un amigo y su pareja, Nick Gordon, hallaron a Bobbi inconsciente en la bañera de su apartamento, en el estado de Atlanta.

Desde ese momento, la joven de 21 años ha estado entre la vida y la muerte ; primero, estuvo en estado de coma inducido y, a finales de la semana, la declararon con muerte cerebral, según detallaron los doctores que la atienden en el hospital Emory en Atlanta.

Su familia la ha acompañado durante estos días, principalmente Nick y su padre, Bobby. En caso de ser necesario, a él le corresponde decidir si desconecta a su hija del respirador artificial que la mantiene con vida.

Hasta ayer no había novedades en el estado de salud de la joven, quien se dedicó a la música y a la actuación después de la muerte de su madre.

Famosa. Bobbi siempre estuvo en el ojo del huracán. Su madre se encargó meterla en la vida farandulera.

Su primera aparición en cámaras fue a lo grande. En la premiación de los [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20150206_0007]]American Music Awards de 1994[[END:INLINEREF]], donde Whitney se llevó a casa 12 premios, en uno de los tantos agradecimientos la cantante llevó al escenario a la pequeña Bobbi de un año.

Desde entonces, las presentaciones en conciertos fueron pan de cada día. Whitney cantaba [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20150206_0008]]My Love is Your Love[[END:INLINEREF]] y la pequeñita hacía los coros.

Otra de las apariciones en cámaras de Bobbi llegó cuando tenía 12 años y participó en el reality show Being Bobby Brown que mostraba la vida de su familia, incluso cuando sus padres empezaron a tener problemas y se divorciaron.

Doloroso. Después de que su madre fuera declarada muerta, la joven no pudo recuperarse del golpe; incluso se dijo que, en días previos a su hospitalización, que la joven había estado triste por la cercanía del aniversario del fallecimiento de Houston y lo demostró en varias publicaciones que hizo en su perfil de Twitter .

La familia de Bobbi aceptó que la muchacha se refugió en los estupefacientes y el alcohol cuando murió Whitney; apenas tenía 19 años.

Un exchofer de la familia Brown habló recientemente sobre sus experiencias al lado de Bobbi y sus padres. El hombre aseguró que Whitney y Bobby se drogaban frente a la niña.

“Una vez, ella tenía como cinco años; fui por ellos al aeropuerto. Bobby le ofreció a Whitney crack para que fumara y ella lo hizo dentro del carro, al lado de la niña. Whitney solo le decía a su hija que sus papis estaban haciendo cosas de grandes”, dijo Al Bowman.