Pese a sus supuestos problemas, el matrimonio se ha consolidado en los últimos años como la pareja más exitosa del pop

 29 julio, 2014

Nueva York (EFE).

En medio de continuos rumores de separación, Beyoncé busca apartamento sin su marido, el rapero Jay-Z, según publican este martes los principales tabloides de Nueva York.

La cantante visitó a principios de mes una buhardilla valorada en $21,5 millones en el barrio neoyorquino de Chelsea, semanas después de que circulara un video de una pelea entre Jay-Z y Solange Knowles, la hermana de Beyoncé, que dio pie a multitud de comentarios sobre una posible ruptura de la pareja.

Jay-Z no estuvo presente en la visita de la exclusiva vivienda pese a que siempre ha estado muy involucrado en las actividades inmobiliarias del matrimonio, según fuentes citadas por el New York Post y el Daily News.

El primero de los diarios señala por boca de una fuente anónima que Beyoncé estaría buscando una casa para mudarse con su hija, Blue Ivy.

Pese a su precio, el apartamento visitado por Beyoncé (que incluye una gran terraza con vistas al Empire State Building) es mucho más pequeño que el que comparte con Jay-Z en Tribeca, un imponente piso de más de 700 metros cuadrados.

Jay-Z y su esposa Beyonce celebraron su aniversario de bodas en abril del 2013 en La Habana, Cuba.
Jay-Z y su esposa Beyonce celebraron su aniversario de bodas en abril del 2013 en La Habana, Cuba.

En las últimas semanas, la prensa neoyorquina ha publicado con insistencia rumores sobre una separación de la pareja, que actualmente está embarcada en su primera gira conjunta.

El tour arrancó a finales de junio y recorrerá Estados Unidos hasta principios de agosto, para concluir con dos conciertos en París en setiembre.

Pese a sus supuestos problemas, el matrimonio se ha consolidado en los últimos años como la pareja más exitosa del pop.

Según la última lista de la revista Forbes, Beyoncé es la celebridad más poderosa del mundo, por delante de la estrella del baloncesto LeBron James y del rapero Dr. Dre.

La popularidad de la diva se vio propulsada por la espectacular gira mundial en solitario que cerró este año, con 95 conciertos en los que recaudó de media $2,4 millones, y por el éxito de su álbum Beyoncé, cuyo tema Drunk in Love vendió más de un millón de copias.

En total, Forbes estima que la cantante ganó unos $115 millones entre junio del 2013 y junio del 2014.

Mientras, Jay-Z ocupa el sexto puesto de la lista de Forbes, que tiene en cuenta para su elaboración numerosas variables, desde ingresos a apariciones en prensa y presencia en las redes sociales.