La modelo, actriz y conejita Playboy falleció el 8 de febrero del 2007

Por: Fernanda Matarrita Chaves 8 febrero

Cuando era una pequeña niña, Anna Nicole Smith comparaba sus rubios cabellos con los de la diva Marilyn Monroe. A temprana edad su mayor aspiración era convertirse en una nueva versión de la icónica mujer.

Y lo logró, fue una figura deseada por muchos, una estrella que aparentaba tener todo en la vida; sin embargo, su final igual de sorpresivo. Este 8 de febrero se conmemoran 10 años de la muerte de la bella y sobresaliente modelo.

Ser considerada
Ser considerada "la nueva Marilyn Monroe" fue algo con lo que Ana Nicole soñó desde su infancia.

Su estatura, bella cabellera y figura impulsó a aquella niñita convertida en mujer a alcanzar todos sus anhelos infantiles. Viva hizo un recorrido por sus momentos más significativos.

Con solo 17 años Anna Nicole se casó por primera vez. Al ver la incompatibilidad con el padre de su hijo Daniel, decidió divorciarse. Ser mesera de cafeterías y luego bailarina exótica fueron los caminos que acercaron a Vickie Lyn Hogan (su verdadero nombre) a convertirse en una mujer millonaria.

Luego de posar por primera vez para la revista Playboy, Ana se convirtió en una de las conejitas consentidas
Luego de posar por primera vez para la revista Playboy, Ana se convirtió en una de las conejitas consentidas

Su belleza fue descubierta y logró impactar a tal punto que se robó la portada de la revista Playboy, poco después logró ser modelo para la marca Guess. Tenía 26 años cuando se casó con J. Howard Marshall, un multimillonario 63 años mayor que ella, y quien falleció un año después de la unión matrimonial.

La muerte de su reciente esposo provocó que Anna Nicole Smith (con nuevo nombre) entrara en una batalla legal con la familia de su fallecido marido con quien peleaba los $1.600 millones de herencia.

De este dinero a Anna le tocaron poco menos de $100 millones.

Ana y su hijo Daniel en el funeral de su esposo J. Howard Marshall
Ana y su hijo Daniel en el funeral de su esposo J. Howard Marshall

Smith continuó trabajando: era invitada a premiaciones, talk shows y fue protagonista de sonados escándalos que la mantuvieron en el ojo público, logrando lo que siempre soñó: ser considerada la nueva Marilyn Monroe.

En el año 2002 se unió a la tendencia de los reality shows, protagonizando uno que llevaba su nombre: The Anna Nicole Show.

Cuatro años después experimentó la más grande alegría junto al más devastador dolor: el 7 de setiempre del 2006 nació su hija Dannielynn; pocos días después su hijo Daniel de 20 años murió producto de la ingesta de varios antidepresivos.

Seis meses después, con 39 años, Ana murió por una sobredosis de fármacos. En el año 2010, El País de España informó que un jurado de la Corte Superior de Los Ángeles (California) "declaró culpables al que fue su novio, Howard K. Stern, y a la psiquiatra que la trataba, Khristine Eroshevich". Ambos suministraban a Anna Nicole cantidades mayores de las permitidas de medicamentos.

Ana sostiene a su pequeña Dannielynn. La acompaña su novio Howard K.
Ana sostiene a su pequeña Dannielynn. La acompaña su novio Howard K.

Según escribió El País, la exmodelo tenía una fuerte depresión provocada por la repentina muerte de su hijo y por "la imagen de mujer frívola que transmitía y que ella se negaba a asumir".

"Odio que los hombres deseen entablar relaciones sexuales a todas horas. Odio el sexo", dejó escrito en uno de los diarios que se hallaron tras su muerte.

Anna Nicole Smith falleció de sobredosis; irónicamente Marilyn Monroe, su ídolo, también.

Etiquetado como: