Por primera vez, ayer, durante 40 minutos, compartieron la periodista de radio Monumental y Camelia Llanta, personaje de Norval Calvo

Por: Allan Andino 15 febrero, 2013

Para el humorista Norval Calvo ayer fue un día histórico pues, por primera vez, la directora y periodista del espacio Nuestra voz , Amelia Rueda , se enfrentó al personaje Camelia Llanta, con el cual él la imita. Esto sucedió en el espacio matutino de Monumental, 93.5 FM.

La invitación llegó de parte de la periodista, quien, en honor al Día del Amor y la Amistad, quiso tener en su programa a Camelia.

Desde las 7:40 hasta las 8: 20 a. m., ambas se rieron de sí mismas y abordaron temas como la personalidad confrontativa de Rueda a la hora de interrogar a las fuentes, el perro que tiene como mascota, su reacción ante los temblores y hasta quién le ayuda a arreglarse el cabello.

“Si Norval dice que es histórico, podría serlo dentro de lo que es la industria nuestra. Pelando el ojo y Nuestra voz son los programas estrella de Monumental. Fue muy simpático, salió bonito; creo que lo hace muy bien (su caracterización). Coincide con muchas cosas mías. Al final nos acoplamos muy bien y gozamos los dos”, expresó la periodista.

Consultada acerca del poco agrado que le tenía en un inicio a dicha imitación, Rueda aceptó que era cierto, pero luego le tomó cariño.

“No es que no me gustaba la imitación, es que yo no soy de chistes ni de choteos; no es mi forma de ser. Pero, efectivamente, al principio no me hacía mayor gracia. Luego, me fue agradando y llegué a quererla en la medida en que la gente hasta me confundía con doña Camelia; me hizo tenerle una ternura especial”, dijo.

Sobre si le devolvería la visita a Calvo en Pelando el ojo, comentó entre risas: “¿Eso te mandó a decir? Bueno, vamos a ver; ahorita sería muy pronto pero podría ser”, afirmó.

Para Calvo, la experiencia fue muy positiva. “Lo disfruté muchísimo, ella es muy inteligente y sabe reírse de sí misma. Las dos personas que creía difícil de tener, el expresidente José María Figueres y ahora Amelia, se cumplieron”, concluyó Calvo.