La artista trata de adaptarse al lugar donde se encuentra

 14 octubre, 2014

Ciudad de México

La actriz Amanda Bynes la está pasando realmente mal ahora que de nuevo está internada en un hospital psiquiátrico en Pasadena. A la actriz sus familiares la ingresaron al centro médico tras varios días de presentar conductas extrañas y que no pasaron desapercibidas para los medios de comunicación.

En setiembre Amanda Bynes fue detenida durante ocho horas por la policía.
En setiembre Amanda Bynes fue detenida durante ocho horas por la policía.

"Amanda está teniendo una época difícil ajustándose a estar en tratamiento otra vez. Como sea, el hospital en el que está realmente es de primera clase y estará en un ambiente tranquilo para tratar con sus problemas fuera de los reflectores", dijo a Radar Online una fuente cercana.

Hace unos días Bynes acusó a su padre de haber abusado de ella, pero después se retractó. "Me decía fea y luego me pedía que tuviera sexo con él, y no sabía cómo responder y le decía que no, y fui forzada a vivir con mi papá lo que fue una pesadilla", escribió la joven en su cuenta de Twitter. Y agregó luego algo más desconcertante: "Mi padre nunca hizo esas cosas. El microchip en mi cerebro me hizo decir esas cosas pero él fue el que ordenó que me pusieran el microchip".

Posteriormente la madre de Bynes aseguró que su esposo nunca abusó de ella. "Estas acusaciones son horribles y distan de la verdad", dijo Lynn Organ. "Estos alegatos hablan del estado mental de Amanda, no tienen bases en la realidad", agregó la madre.

La semana anterior, la actriz también se vio envuelta en un intento de robo en una tienda de ropa.

— amanda bynes (@amandabynes) octubre 10, 2014