Adriana Durán dice que la felicidad se le nota, y nadie se lo podría negar. El recibimiento de la hija pródiga del periodismo deportivo ha estado cargado de calor humano y, sobre todo, de muchas ilusiones

Por: Gloriana Corrales 6 mayo, 2016
Archivo/Gabriela Téllez
Archivo/Gabriela Téllez

Hay cambios que provocan una mezcla de sensaciones, una marea de felicidad invadida por olas de ansiedad.

El regreso de Adriana Durán a la pasión a la sección deportiva de Teletica es uno de esos cambios.

Con la transformación de Buen día , una puerta se abrió para ella en el área que dejó hace 18 años, pero por la que nunca mermó su pasión.

Desde hace casi tres meses dejó de acompañar a un público compuesto en su mayoría por amas de casa para estampar su rostro y su carisma en los segmentos de deportes de los jueves y viernes, así como en los resúmenes de los domingos.

Acumula ya una gira a Jamaica con la Selección Nacional y, hasta ahora, el balance que hace de esta nueva etapa es rotundamente positivo. Sus temores ahora son tan solo un capítulo sumido en el olvido.

¿Cómo se ha sentido en su regreso a una fuente que es de sobra conocida para usted, pero que era ajena a su trabajo en Buen día en los últimos años?

Muy bien. Es una ventaja que sea dentro de la misma empresa y que sea con colegas y amigos, a los que aprecio y con los que he trabajado durante mucho tiempo. Me siento muy feliz y creo que se nota. Es como reinventarse, son cosas totalmente diferentes a lo que yo hacía.

¿Era este un cambio que usted ansiaba?

No voy a negar que mi paso por Buen día fue maravilloso, fue una experiencia que le agradezco a Dios profundamente. Pero las personas cercanas a mí saben que yo siempre tenía la espinita de volver a los deportes.

¿Cuáles cambios nota con el quehacer de hace 18 años, cuando dejó los deportes?

Siento que el periodista actual es más preparado, y eso es un reto a estar actualizado, a estar pendiente no solo dentro de tu trabajo, sino también en redes sociales, por ejemplo.

Ahora ya no tiene que atravesar el camino que recorrió en sus inicios, cuando tuvo que abrir brecha y forjarse un nombre en el gremio...

Es muy bonito cuando tengo que salir a reportear porque la gente sabe quién es uno, que es muy diferente a años atrás porque talvez la gente te veía con ojos raros y decía: ‘Y esa, ¿qué?’. En la calle (ahora) las muestras de cariño son increíbles.

"Estoy trabajando en la parte de tecnología y redes sociales, porque las nuevas generaciones las manejan superbién. La generación mía está un poquito quedada, pero ahí vamos, poniéndole."

-Adriana Durán, periodista.

”A mí, más que volver a los deportes por volver, lo que me preocupaba era si la gente me iba a volver a aceptar en los deportes. Pero la respuesta ha sido muy linda y la gente en la calle me felicita; me dicen que les gustaba en Buen día , pero que les gusto más en los deportes.

”También me alegra volver a ayudar a muchas muchachas que quieren estar en periodismo deportivo y a quienes se les ha hecho difícil. Me encuentro con una generación de mujeres preparadas, inteligentes, que están en el medio, pero que pocos conocen”.

¿Y cómo piensa que podría ayudarlas?

( Ríe ) No sé... No he llegado a descrifrarlo.

”Hace algunos años se había generado la posibilidad, pero no se dio; hace dos años surgió de nuevo una posibilidad, y tampoco se dio. Los cambios internos que se querían dar a los programas se prestaron para poder llegar a los deportes”.

”Yo llegué con mucha humildad y con muchos deseos de trabajar”.

Hay fichas nuevas en la sección. ¿Le parece que por su experiencia se podría convertir en una mentora para ellos?

No sé si mentora, pero si de algo sirve lo que he aprendido a lo largo de los años, en buena hora.

”Por mi naturaleza, me gusta enseñar y compartir. Las personas que hemos tenido la posibilidad de aprender durante muchos años, tenemos una obligación de compartir con las nuevas generaciones”.

¿Ha encontrado áreas en las que debe mejorar para ponerse codo a codo con las nuevas generaciones o con quienes siguieron cubriendo deportes durante todos estos años?

Estoy trabajando en la parte de tecnología y redes sociales, porque las nuevas generaciones las manejan superbién. La generación mía está un poquito quedada, pero ahí vamos, poniéndole.

Por su larga trayectoria y experiencia, ¿siente que le está faltando protagonismo en la sección de deportes?

No, para nada. El departamento está muy bien estructurado y vengo a ser una más del equipo.

”Estoy en una etapa de mucha felicidad en la que lo me pongan a hacer, estoy bien; si fuera trabajo de oficina todos los días, voy contenta. Hay como una sensación de estar en el lugar en el que tengo que estar”.

"Estoy en una etapa de mucha felicidad en la que lo me pongan a hacer, estoy bien; si fuera trabajo de oficina todos los días, voy contenta. Hay como una sensación de estar en el lugar en el que tengo que estar".-Adriana Durán, periodista.

¿Y extraña Buen día ?

No puedo decir que no quiero a Buen día ; es como que me pregunten a cuál hijo quiero más, si a deportes o a Buen día .

”A Buen día lo veo como un hijo adolescente que ya creció e hizo su vida, y yo estoy retomando la mía. Ya esa etapa pasó y respaldo 100% el trabajo que están haciendo mis compañeros en Buen día ”.

¿Qué opina usted sobre el nuevo formato?

Es un buen equipo de trabajo y están dando una nueva cara al programa. Son mis amigos y los quiero y respeto profundamente.

”Lo que ellos hicieron no es fácil: agarrar un programa de cero y sacarlo adelante”.

¿Qué opinión le merecen los recientes ataques en redes que ha estado sufriendo el programa, como la carta abierta de la diputada Maureen Clarke o la molestia por los comentarios sexistas?

No puedo opinar porque no vi ninguna de las situaciones. Casi no veo Buen día porque coincide con mis horarios de trabajo.

Ha habido muchas variaciones de personal entre los distintos programas de Teletica, y esto puede generar sensaciones de ansiedad e inestabilidad entre los empleados. ¿Qué se dice sobre este tema habla entre los compañeros?

Te soy sincera: ni siquiera lo había visto de esa manera. No es un tema que se discuta.

”Como toda empresa, se mueven cartas a diferentes lugares, pero eso no significa que haya inestabilidad o que las cosas no estén caminando bien.

”Si la empresa consideró que esos cambios había que darlos, es porque se necesitan para que siga creciendo”.