15 septiembre, 2013
Archivo/Teleguía
Archivo/Teleguía

Como la idea es sorprender a todos los invitados, Adele contratará al mago e ilusionista David Blaine, a quien conoció en el mes de junio, por lo que pagará todo el dinero que él le pida y lo trasladará en un avión privado desde Las Vegas.

“Ella quiere que sea una fiesta realmente memorable, a pesar de que será muy íntima”, afirmó una fuente a la publicación Daily Star . Adele, conocida por sus destrezas culinarias, horneará el pastel de su hijo, aunque la prensa rosa británica ya empezó a hacer guasa sobre qué tanto puede disfrutar un bebé de un año con los trucos de semejante mago.

Etiquetado como: