El comediante mexicano compartió ayer con el público y anunció espectáculo para febrero

Por: Allan Andino 10 octubre, 2014
Maestro de la risa. Ramones no defraudó a la gente y bajó algunas veces de la tarima para estar más cerca. Allan Andino.
Maestro de la risa. Ramones no defraudó a la gente y bajó algunas veces de la tarima para estar más cerca. Allan Andino.

Como parte de la remozamiento del centro comercial Multiplaza Curridabat, a las 7:15 p. m., el presentador de televisión salió a una tarima en el área de los cines. Aunque dijo que haría una breve presentación, el calor del público lo empujó a ofrecer un monólogo gratuito.

Toda la planta baja frente al restaurante Chili’s Cinemark estaba llena, con el público cómodamente sentado y otra gente de pie observando. Algunos se colocaron en las orillas de la segunda planta del food court y siguieron con atención las ocurrencias de quien fue conductor del programa mexicano Otro rollo .

Incluso las pantallas de ese sector transmitieron la actividad.

Las situaciones al abordar un avión le sirvieron para hacer reír al público.

Por ejemplo, se burló de cuando a sus amigos les toca viajar en clase económica y se fijan en el número de los primeros asientos, cuando, en el fondo, saben que les toca ubicarse en los últimos.

También, contó cuando alguien le pide una foto en medio abordaje y salta un voluntario desconocido, que es pésimo fotógrafo.

Por supuesto, no desperdició la oportunidad para hablar de las anécdotas en centros comerciales, como cuando perdió a su hija Paola y le dio una enorme regañada cuando apareció. “Cuando seas grande lo vas a entender”, expresó en tono de mamá regañona.

Además, imitó las actitudes de las mujeres al salir con bolsas de compras de una marca de prestigio o de un lugar muy barato.

‘Selfies’ y anuncio. Pasados 33 minutos, Adal pasó a dejarse retratar en los teléfonos y cámaras de la gente que hizo una larga fila para llevarse un recuerdito. Cada uno de sus seguidores se llevó una de sus 1.000 muecas.

Esta maratón de selfies se extendió por una hora, con el fin de tratar de establecer un récord de autorretratos en ese lapso de tiempo.

“Les agradezco su tiempo. A la gente que está arriba y a los que estaban por ahí desde las 3 p. m., gracias por acompañarnos ¿No les cobraron por las sillas, verdad?”, bromeó.

Ramones recordó que en el país rompió su récord de monólogos con dos horas 46 minutos de función. Luego, en Nicaragua, superó esa marca con tres horas y seis minutos.

“El año que viene, ¿quieren monólogo o qué? Le entramos y rompemos el récord”, agregó Ramones, desatando una algarabía por el anuncio.

Adal adelantó que ofrecerá un monólogo en febrero. Juan Carlos Campos, de One Entertainment, confirmó que así será y buscan el lugar que albergará el show .