26 febrero, 2014

Los Ángeles, EE. UU. AFP John McTiernan, el director estadounidense de la película de acción Duro de matar , protagonizada por Bruce Willis, fue liberado de prisión ayer, tras pasar casi un año tras las rejas por un escándalo de espionaje, informó su esposa.

Ilegal. McTiernan contrató a un detective para escuchar conversaciones. AFP
Ilegal. McTiernan contrató a un detective para escuchar conversaciones. AFP

McTiernan, director también de La caza del octubre rojo y El caso de Thomas Crown Affair , abandonó la prisión de Yankton, en Dakota del Sur (norte de EE. UU.), afirmó a la AFP su esposa Gail.

El cineasta será objeto de vigilancia electrónica hasta el 1.° de abril. “Luego volverá a trabajar”, precisó Gail McTiernan. De acuerdo con la revista Variety , el director ya forma parte del equipo de producción de un filme de acción titulado Red Squad .

Apresado en abril del año pasado, debió pasar 328 días en prisión, según Free John McTiernan, la página de Facebook que reclamaba su liberación.

El cineasta fue condenado a 12 meses de prisión y una multa de $100.000 en el 2010, pues cuatro años antes se declaró culpable de haber contratado al detective Anthony Pellicano para intervenir las conversaciones privadas del productor Charles Roven, con el cual había trabajado en el 2002 para Rollerball .