La escuela de gastronomía inaugurará este viernes sus nuevas instalaciones en Tibás. Su consigna, sin embargo, es la misma: tomar la pasión culinaria y convertirla en conocimiento capaz de forjar nuevos emprendimientos

Por: Gloriana Corrales 5 julio
Dos modalidades distintas.En los cursos libres, los estudiantes preparan las recetas al lado de los profesores. Durante la carrera, primero observan el proceso de preparación de los alimentos y luego ponen manos a la obra en la cocina. José Cordero
Dos modalidades distintas.En los cursos libres, los estudiantes preparan las recetas al lado de los profesores. Durante la carrera, primero observan el proceso de preparación de los alimentos y luego ponen manos a la obra en la cocina. José Cordero

La gastronomía es un arte que surge del alma de grandes cocineros, pero sus puntos exactos residen en el conocimiento y la experiencia.

Sabores La Escuela es uno de esos sitios en los que convergen los aromas, la pasión y la cultura culinaria.

Su corazón dejó de latir en San Rafael de Escazú en junio, pero a partir de este viernes retoma su vitalidad en Llorente de Tibás, en las instalaciones de Grupo Nación.

“Nos trasladamos por diferentes motivos. El primero es porque consideramos que Tibás es un punto mucho más accesible a nivel de buses. En Tibás hay mucho acceso, muchas rutas y es un punto mucho más céntrico”, explica Valeria Aragón, coordinadora de la escuela.

“Hicimos un estudio de factibilidad y nos reveló que Tibás es un centro con una comunidad estudiantil muy amplia. Hay muchas universidades, y hay mucho profesional joven y recién graduado. La mayoría de nuestros estudiantes son del lado este”, detalla.

La nueva sede de Sabores La Escuela triplicó su capacidad, con dos aulas de pastelería para 18 personas, tres de cocina para 24 personas, una para barismo, tres aulas teóricas, dos demostrativas y una más que está dispuesta para mixología.

Chef con amplia trayectoria. Gustavo Villalobos (de gris) es el director académico de la escuela. José Cordero
Chef con amplia trayectoria. Gustavo Villalobos (de gris) es el director académico de la escuela. José Cordero

El restaurante que se encontraba en el antiguo centro gastronómico de Escazú, sin embargo, no fue trasladado a Tibás. “Por el momento, no tenemos planes de ponerlo, ya que nos vamos a dedicar a la enseñanza académica”, comentó la coordinadora de la institución.

Sabores La Escuela estrena su nueva sede
Sabores La Escuela estrena su nueva sede

Enfoque especial. Aragón señaló que se mantendrán las dos carreras técnicas que se habían venido impartiendo hasta ahora –Artes Culinarias con énfasis en Gastronomía y con énfasis en Pastelería–, así como los cursos libres, pero una de las novedades será la implementación de cursos especializados, en los que los estudiantes requieren una base de conocimiento previa. Por ahora, están contemplados los de barismo, garnish , pastelería de diseño y cocina molecular.

“¿Cuál es el valor agregado de Sabores La Escuela ante otras instituciones de cocina? Nosotros formamos emprendedores gastronómicos”, asegura Aragón.

“Dentro del programa académico tenemos un servicio de coaching integral. Se trata de ir trabajando con el alumno en lo que quiere hacer a futuro, hacia dónde quiere proyectarse: si quiere tener un negocio, si quiere tener un servicio de catering service , si quiere un restaurante o si quiere ser un crítico gastronómico”, agrega.

Por ejemplo, la presidenta de la Cámara Costarricense de Restaurantes (Cacore), María Emilia Morales, imparte cinco cursos relacionados con la gestión de negocios y el desarrollo de emprendimientos gastronómicos.

Para Aragón, la participación de la jerarca es de gran importancia, pues permite a los estudiantes una primera alianza con Cacore.