Por: Gloriana Corrales, Fernando Chaves Espinach 28 diciembre, 2013

No todo podía ser fiesta, alegría y color, ayer, en el Carnaval Nacional de Desamparados, pues en esta clase de eventos masivos nunca falta el llamado “guaro vaquero”.

Los detenidos fueron escoltados entre chiflidos del público. Jorge Arce
Los detenidos fueron escoltados entre chiflidos del público. Jorge Arce

Cerca de las 4 p. m., imperó el caos en el cruce de la calle ancha de Las Gravilias. Una multitud de policías se agrupó en cuestión de segundos y la turba enfureció.

“El problema es la ingesta de licor. Ya la persona pierde el sentido de la orientación. Obviamente, esto genera problemas entre lagunas personas, con solo que se vean ya se dan (de golpes) y tienen alguna confrontación”, dijo el comandante Carlos León.

Aunque el abuso de alcohol no era evidente en las primeras etapas del carnaval, con las horas llegaron las grescas y los momentos incómodos. Según el subdirector de la Fuerza Pública de San José, Juan Carlos Arias, el control de seguridad fue “muy efectivo”.

El director general de la Fuerza Pública, Juan José Andrade , indicó, por medio de Twitter que aprehendieron a 10 personas y detuvieron a tres en flagrancia. Según los datos de Andrade, hasta las 6 p. m. se habían decomisado 55 cigarros y 30 gramos de marihuana.