La temporada de avistamiento de ballenas –que se extiende hasta mediados de octubre– es ideal para descubrir todos los atractivos de la zona y aprovechar los precios más accesibles

 14 septiembre
Gran atractivo. La cercanía de la ciudad de Quepos con la capital, a tan solo tres horas en auto, lo convierte en uno de los destinos favoritos de los costarricenses y extranjeros que desean disfrutar de cerca de sus bellezas naturales Jeffrey Zamora.
Gran atractivo. La cercanía de la ciudad de Quepos con la capital, a tan solo tres horas en auto, lo convierte en uno de los destinos favoritos de los costarricenses y extranjeros que desean disfrutar de cerca de sus bellezas naturales Jeffrey Zamora.

La próxima vez que se dirija de vacaciones a las playas de Manuel Antonio, deténgase antes en Quepos y descubra el rostro renovado que presenta la ciudad.

Desde una creciente escena gastronómica hasta opciones de hospedaje para todos los presupuestos, es la hora de brillar con luz propia en el Pacífico.

La actual temporada de avistamiento de ballenas es la ocasión ideal para acercarse a la zona y descubrir un poco de todo lo que tiene por ofrecer este lugar.

Por invitación de Marina Pez Vela , Viva se embarcó en un tour con la esperanza de ver de cerca a uno de los animales reinantes del mar.

Quepos resplandece con brillo propio
Quepos resplandece con brillo propio

“Desde el 15 de agosto y hasta octubre, Quepos se convierte en una zona privilegiada para ver ballenas. Hay personas de todo los rincones del mundo que pagan elevadas sumas de dinero para ver este espectáculo de la naturaleza. Los ticos somos afortunados de tenerlo tan cerca”, destacó Estíbaliz Hidalgo, ejecutiva de Mercadeo de Marina Pez Vela.

Una de las ventajas es que por tratarse de una temporada con menos afluencia de turistas, es más fácil encontrar mejores precios en hospedaje.

Maravilloso. El nivel de ilusión es innegable entre todos los que se suman a la excursión. La gran mayoría nunca ha visto ballenas en su vida y se sienten con suerte ese día.

Aunque no existe garantía de que se vayan a ver, Hidalgo afirma que para esta época las posibilidades son muy altas. Así que avanzamos con los ojos tan abiertos como nos sea posible.

No han pasado ni cinco minutos desde que la tierra firme quedó atrás, cuando el capitán lanza la alerta: “¡Allá están!” De inmediato los suspiros se oyen desde todos los rincones del yate y las manos señalan hacia un punto en medio del mar.

Quepos resplandece con brillo propio
Quepos resplandece con brillo propio

Guardando la distancia para no asustarlas, la embarcación se acerca al cetáceo. Los celulares aparecen para tomar fotos y grabar videos de este maravillos encuentro.

Se trata de una ballena con su “pequeña” cría, quienes disfrutan de las cálidas aguas del Pacífico costarricense.

Durante el recorrido también es común ver delfines saltando sobre las olas que deja el bote, sin embargo, en esta ocasión, la gran sorpresa la dieron dos tortugas enormes, quienes estaban muy entretenidas una con la otra en altamar, por lo que decidimos seguir nuestro camino y dejarlas en paz. ¡Cosas de la naturaleza!

De acuerdo con Hidalgo, los tours cuentan con guías experimentados en la localización de estos animales por lo que la probabilidades de avistamiento son altas.

Además, entre las embarcaciones de los distintos tours se comunican de forma constante de los puntos de observación para que los turistas logren su misión de ver a las ballenas.

Desde este puerto, son múltiples las opciones de tour que podrá encontrar: canopy, catamarán, parasailing, segway, tour en bote al atardecer y más.

En la planta baja de Marina Pez Vela encontrará un centro turístico con distintos proveedores para que elija el que más se ajuste a sus inquietudes.

Libre ingreso. La entrada a Marina Pez Vela es gratuita. Se ubica al final del malecón de Quepos, frente a la llamada Zona Americana. J. Zamora.
Libre ingreso. La entrada a Marina Pez Vela es gratuita. Se ubica al final del malecón de Quepos, frente a la llamada Zona Americana. J. Zamora.

También hay disponibles villas, restaurantes, tiendas de ropa de playa y casual, hospital privado, tienda de conveniencia y artesanías, entre otros.

Una de las novedades de la Marina es la reciente apertura del salón de belleza Mademoiselle, especializado en bodas. “Si se van a casar en la playa, nos encargamos de que la novia, y el novio, luzcan impecables”, afirmó Melania Da Silva-DeaverO, propietaria del salón.

Variedad. En un recorrido por el resto de Quepos es fácil observar múltiples opciones de gastronomía para todos los gustos y bolsillos desde comida rápida asiática, hasta burritos, pizza, el mercado y, por supuesto, los infaltables mariscos.

La bienvenida a la ciudad se la da el colorido letrero con el nombre de Quepos, el cual se ha convertido en el nuevo punto de encuentro en la zona, en el puro principio del malecón. ¡No se quede sin conocer y disfrutar de Quepos!