Por: Alonso Mata Blanco 10 octubre, 2014
Oktoberfest
Oktoberfest

El paraíso soñado de Homero Simpson y Peter Griffin se volverá realidad mañana, durante 14 horas, en Costa Rica.

Se trata de una megafiesta donde la cerveza será la principal protagonista, tanto así que habrá más de 60 diferentes tipos para degustar.

Tal sunami cervecero tiene acento alemán y, al mismo tiempo, sello de “hecho en Tiquicia”.

Hablamos del Oktoberfest Costa Rica 2014 , un festival que tiene como fin entretener, mas no emborrachar.

Por segundo año consecutivo se realiza esta actividad, emulando la famosa celebración alemana que se hace todos los años durante los meses de setiembre y octubre en la ciudad de Múnich, desde 1810.

En esta ocasión, la sede del Oktoberfest Costa Rica será el centro de eventos Pedregal, en el cantón herediano de Belén. La fiesta se inicia el sábado a las 11 a. m. y concluye el domingo a las 2 a. m.

El objetivo es que los asistentes se entretengan con moderación; es decir, que no terminen ebrios. Incluso, aquella persona que no ingiera bebidas alcohólicas podrá pasar un buen rato, ya que aunque la cerveza será la reina del Oktoberfest, no se depende de ella para divertirse, pues habrá conciertos, charlas, concursos y venta de comida.

Así lo explica Pablo Formal, representante de la productora Nu Shark Media, organizadora de la fiesta.

‘Parteri’. El Oktoberfest costarricense recreará la fiesta alemana, por lo que la decoración del lugar y las propias estructuras (mesas, barras, etc.) transportarán a los asistentes a ese país europeo.

“Todo el ambiente se asemejará a un tradicional salón del Oktoberfest alemán; se decorará con escudos y banderas. La idea es que la gente se sienta como si estuviera en Alemania, pero con un toque tropical, propio de Costa Rica”, dijo Formal.

Además, habrá modelos e integrantes del staff vestidos con el traje tradicional alemán: el lederhosen (pantalones cortos con tirantes) para los hombres y el dirndl (vestido color verde y blanco) para las mujeres.

De igual forma, los asistentes a la fiesta podrán llegar vestidos con esos trajes. La organización del Oktoberfest premiará a quienes luzcan los mejores atuendos.

Dentro de las 60 diferentes clases de cerveza que se ofrecerán, habrá nacionales y extranjeras, tanto artesanales como de producción masiva. Los precios van desde los ¢1.000 en adelante.

“Si de verdad aman la cerveza, es imperdonable que no visiten La Esquina Artesanal. Las mejores cervezas artesanales del país reunidas en un solo evento”, versa una de las frases promocionales de la actividad.

También se podrá adquirir la cerveza oficial del Oktoberfest, la cual es exclusiva del evento. Esta tendrá un costo de ¢2.000.

En cuanto a la alimentación, se venderán platillos típicos alemanes y snacks . Habrá combos que incluyen cerveza y comida.

El costo de la entrada general para el Oktoberfest es de ¢9.000 e incluye un sombrero; la entrada vip cuesta ¢15.000, y con ella el asistente recibe un sombrero, una jarra de vidrio coleccionable y acceso a un área preferencial, cerca de la tarima.

Las entradas están a la venta en specialticket.net y en los puntos de venta autorizados: Hooligans, El Gaff, La Bodega de Chema, Stiefel Pub, Cadejo, BeerFactory, TicoBirra, TapHouse, Coffee House, Coffee Bean y CR Craft Brewing. También se venderán entradas el día de la fiesta en Pedregal.

Cervezas
Cervezas

Conciertos y juegos. Como parte del entretenimiento, en el Oktoberfest se realizarán juegos tradicionales asociados a la cerveza. Por ejemplo, el Beer Pong , en donde los jugadores deben intentar depositar una bola de pimpón en la jarra de cerveza de su adversario.

El cervecero fortachón es otro de los juegos. En esta dinámica, el participante, con el brazo extendido, debe sostener una jarra de un litro de cerveza. Se desarrollará, además, una competencia de comer la mayor cantidad de salchichas en el menor tiempo posible.

Otro de los atractivos es una charla sobre cómo hacer cerveza artesanal, destinada a todos aquellos curiosos que quieren producir una bebida con determinando sabor o espesura.

Finalmente, se desarrollará un concurso de barbas y bigotes, en donde se premiará la barba mejor hecha, y a la más tupida, así como el bigote más estilizado.

A partir de las 2 p. m. habrá conciertos de bandas nacionales, que, cada dos horas, le pondrán música al ambiente.

Los grupos invitados son Ojo de Buey, Cocofunka, Las Tortugas, Jalamelule y Thicker Than Thieves, además del solista Kurt Dyer.

Con moderación. Los organizadores del Oktoberfest insisten en que la fiesta no debe verse como una oportunidad para emborracharse, y piden a los asistentes que consuman la cerveza de forma moderada.

“Queremos que la gente aprecie la cerveza que está tomando, que eduque el paladar”, señaló Formal.

En la fiesta habrá un puesto de moderación de consumo, donde se regalará agua y bocadillos salados, para contrarrestar el efecto de la cerveza. Los menores de edad podrán asistir, pero deberán llevar una cinta en su muñeca que alerte sobre su condición. A aquella persona que no haya cumplido los 18 años y se le encuentre bebiendo, se le pedirá que abandone la actividad.

En lo que respecta al transporte, habrá taxis y se habilitará un servicio de autobuses con cuatro rutas.

La primera sale del parque de Guadalupe y hace paradas en Moravia y Tibás. La segunda sale de la Universidad Nacional en Heredia, y pasa por el Palacio de los Deportes y Ultrapark. La tercera sale del parque Central de San José y pasa por La Sabana. La última ruta parte de Cartago, pasa por San Pedro y por el sector de las rotondas.

Todos los buses salen a las 11 a. m. y regresan 12 horas después, haciendo el mismo recorrido, al punto inicial. El costo del tiquete, ida y vuelta, es de ¢4.000.