El tradicional encuentro sirve para que los fans del cosplay preparen impresionantes trajes con los cuales traen a la vida a personajes del cine, la televisión, juegos de video, manga y animé

Por: Jessica Rojas Ch. 15 julio
El Pingüino de Leonardo Castillo fue uno de los cosplay más buscado de la primera jornada del Festival Kamen. Foto: Graciela Solís.
El Pingüino de Leonardo Castillo fue uno de los cosplay más buscado de la primera jornada del Festival Kamen. Foto: Graciela Solís.

Este sábado, el Estadio Nacional dejó de lado por unas cuantas horas su normalidad como recinto deportivo y se convirtió en una amplia pasarela de fantasía gracias a que diferentes personajes del mundo del cine, la televisión, los juegos de video, el manga y el animé desfilaron a sus anchas durante la primera jornada del Festival Kamen 2017.

El malvado Pingüino de Batman fue todo un pegue entre los fans de las historias de Ciudad Gótica. Con su sombrero de copa y un distinguido traje de frac, Oswald Cobblepot llamó la atención de grandes y chicos.

El traje de Saret Arroyo lo confeccionó la diseñadora Mónica Cuadra. Foto: Graciela Solís.
El traje de Saret Arroyo lo confeccionó la diseñadora Mónica Cuadra. Foto: Graciela Solís.

En su cara destacaba una prominente y tenebrosa nariz que de cerca lo único que provocaba era miedo, pero detrás del personaje estaba Leonardo Castillo, quien tiene dos años de convertirse en El Pingüino y tres años de practicar el cosplay , pero esta es la primera vez que lo invitan a ser parte del Kamen.

“Para preparar el maquillaje duró aproximadamente una hora y media. Durante el día hay que estar retocándolo porque no se puede permitir que el personaje se vea mal”, comentó Castillo.

El cosplay es un mundo lleno de fantasía. Quien lo practica tiene en sus manos el poder de dejar su personalidad por un rato y convertirse en su héroe favorito o, ¿por qué no? en algún malvado villano. También es una gran oportunidad para mejorar los lazos de amistad, los familiares y hasta los de pareja.

La ‘cosplayer’ mexicana Dalin fue una de las invitadas especiales al Kamen. Foto: Graciela Solís.
La ‘cosplayer’ mexicana Dalin fue una de las invitadas especiales al Kamen. Foto: Graciela Solís.

Jimena Mora y su amiga Valeria Fernández decidieron ir vestidas de Rem y Ram del manga Re: Zero . Son compañeras del colegio, ambas tienen 13 años y contaron con el apoyo de sus padres para confeccionar los trajes, conseguir las pelucas y los props (utilería para cosplay ) que usaron para darle los toques de perfección a sus personajes.

“Hay que motivarlas, que se sientan libres para desenvolverse en el ámbito que a ellas les gusta. Es un entretenimiento muy sano para ellas y también nos une como familia porque todos tenemos que ver con la preparación”, aseguró Elvira Loaiza, la mamá de Jimena.

Marcela Vargas representó una versión femenina de Piccolo, de ‘Dragon Ball’. Foto: Graciela Solís.
Marcela Vargas representó una versión femenina de Piccolo, de ‘Dragon Ball’. Foto: Graciela Solís.

Hasta los más pequeñitos son parte de esta fiesta artística y llegan al Kamen disfrazados de Batman, Supermán, El Capitán América, un Saiyajin o hasta uno que otro Pokémon. Así nos encontramos a una tierna Pikachú de apenas ocho meses de edad. Su nombre es Emi Helena, quien llegó con su mamá Hellen Orozco. “Este festival nos atrae a mis amigos y a mí mucho y con ella puedo mostrar algunos de mis gustos”, dijo la mamá.

Las parejas también encuentran una bonita oportunidad para mostrar que su amor va más allá de la relación y que comparten un gusto especial por los cómics y las películas.

Dani Mora hizo su propio ‘cosplay’ de Poppy Palet. Foto: Graciela Solís.
Dani Mora hizo su propio ‘cosplay’ de Poppy Palet. Foto: Graciela Solís.

Así pasó con los novios Berta Escobar y Sergio Campos quienes prepararon juntos un cosplay inspirado en Harley Quinn y El Guazón, quienes en la ficción son pareja también.

“Hace varios meses que lo venimos pensando. Hay cosas que hicimos entre los dos y otras las compramos. Es un pasatiempo bonito y diferente que aprovechamos para disfrutar más del tiempo de pareja”, afirmó Campos con una sonrisa algo escalofriante que le pasaba de oreja a oreja.