LA RECETA

 11 julio, 2013

Rinde1

Mezcle la miel de abeja, el vinagre balsámico, el vino y la ralladura.

Corte las fresas en cuartos, añada a la vinagreta ya preparada junto con las moras y los tomates cherry y deje esta preparación en reposo.

Para la ensalada, lave muy bien las lechugas y con mucho cuidado rompa las hojas con las manos en pedazos pequeños, mezcle con la alfalfa y las hojas de espinaca, saque o aparte las frutas ya maceradas que añadió anteriormente a la vinagreta, revuelva todo en un tazón y deje aparte la vinagreta.

Para servir la ensalada apriete con unas pinzas un puñito de las lechugas, póngalas en el centro del plato y colóquele las frutas que apartó alrededor de la ensalada.

A la vinagreta que quedó agréguele el aceite de oliva agitando bastante la mezcla para que quede bien homogénea o emulsionada, e incorpore a la ensalada. Sirva junto con las almendras, a modo de decoración.