Stafford Fitzgerald Haney cocinó junto al chef Ryan Hughes para resaltar los sabores de Luisiana

Por: Gloriana Corrales 23 junio
Ryan Hughes viaja por el mundo para explorar y celebrar la rica historia culinaria del sur de Estados Unidos.
Ryan Hughes viaja por el mundo para explorar y celebrar la rica historia culinaria del sur de Estados Unidos.

"Cocinar no tiene por que ser como los chefs que vemos en la televisión", dijo la noche de este jueves el hef Ryan Hughes, en referencia a los ya usuales reality shows. "No puedes aprender si no estás disfrutando".

El embajador de Estados Unidos en Costa Rica, Stafford Fitzgerald Haney, asintió con una copa de vino blanco en la mano y un delantal para no mancharse la camisa.

La embajada invitó al chef de Luisiana para dar una clase magistral de comida sureña, pero sin mayores formalismos. Hughes subió al escenario en el hotel Real Intercontinental en tenis Converse, hizo gala de su buen humor y hasta bebió una cerveza Imperial.

A Hughes lo acompañó también la chef tica Doris Goldgewicht, quien transmitirá la clase en su prorama de televisión. La oportunidad abrió el baúl de los recuerdos de la chef de Sabores, pues años atrás ganó una beca para ir a estudiar la cocina criolla de Nueva Orleans.

Junto a Haney y sus cuatro hijos, prepararon pollo cajún étouffée, arroz blanco el estilo de Luisiana y manzanas criollas al horno ante las cámaras y los ojos de los invitados.

"Antes de casarme, cocinaba muchísimo, pero ya no porque mi esposa es mejor cocinera que yo", confesó Haney.

Aunque admitió haber estado un poco nervioso, el vino ayudó a hacer más llevadera la experiencia. "La gente no tenía que comer lo que yo cociné, entones mejor, todavía", dijo.

Doris Goldgewicht resaltó la preparación del arroz blanco: se vierte en una olla con agua hirviendo y hojas de laurel, se cocina hasta que reviente, se cuela, se enfría y luego se baña en mantequilla.
Doris Goldgewicht resaltó la preparación del arroz blanco: se vierte en una olla con agua hirviendo y hojas de laurel, se cocina hasta que reviente, se cuela, se enfría y luego se baña en mantequilla.

Hughes viaja por el mundo mostrando los sabores del sur de Estados Unidos. "Se trata de romper barreras culturales", comentó. "Es la forma de conectarse con gente a través de la pasión por la cocina de tu lugar de origen".

El chef resaltó la riqueza cultural que agrupa la zona de Luisiana: desde española, francesa, alemana y hasta africana. Todas han aportado su tradición y se han fusionado en espectaculares platillos llenos de condimentos, sabor y color.

En días pasados, visitó el Mercado Central de San José para probar algunos platillos típicos –sus favoritos fueron los chicharrones– y conocer de primera mano los ingredientes y las especias que se utilizan en la cocina tica.

Etiquetado como: