Muy movido La Banda Municipal de San José y dos grupos nacionales inauguraron ayer esta actividad en la capital

Por: Katherine Chaves R. 17 diciembre, 2013
La Fundación Sifais encantó al público con la interpretación de la Sonata en fa mayor . Foto: Pablo Montiel
La Fundación Sifais encantó al público con la interpretación de la Sonata en fa mayor . Foto: Pablo Montiel

Marianna López no podía esperar ni un minuto más. A sus 8 años, ella sabía lo que quería: vivir con intensidad la inauguración del tradicional “avenidazo”, que se realizó la tarde de ayer en el bulevar de la avenida central de San José.

La niña, que llevaba puesto un gorro navideño, es de San Carlos y, justo por la distancia, no había podido participar en ediciones anteriores de esta actividad.

Marianna estaba acompañada por su papá, Carlos López; su mamá, María Amalia Sánchez; y su hermana menor; todos enloquecieron cuando vieron llegar la Banda Municipal de San José, a eso de las 3:30 p. m. al frente de la tienda La Gloria.

Las obras ejecutadas por la agrupación lograron que López y los demás espectadores empezaran a menear sus cuerpos de un lado para otro.

La cimarrona irrumpió con la tranquilidad de la capital y puso a bailar a los presentes. Foto: Pablo Montiel
La cimarrona irrumpió con la tranquilidad de la capital y puso a bailar a los presentes. Foto: Pablo Montiel

Fiesta. Tras la presentación de la banda, llegó el turno del Coro de la Fundación Sifais. La interpretación que hicieron de piezas conocidas ( Sonata en fa mayor ) y propias ( Recordando mi puerto ) caló en el corazón del poco público que había. Se llevaron fuertes aplausos.

Para ese momento, el viento y la llovizna hacían tiritar a más de uno, pero la música y la aparición de una cimarrona calentó, por completo, el ambiente.

A las 6 p. m., el grupo de pop Verde Claro saltó al escenario con una energía envidiable.

A pesar de algunos problemas de sonido que tuvieron que enfrentar minutos antes de su presentación, los integrantes supieron cómo compensar a las personas que –por casualidad o porque iban a esa actividad– se detenían para observar lo que sucedía sobre la tarima principal.

La buena música, el excelente ambiente y, en especial, el espíritu navideño fueron los ingredientes principales del tradicional “avenidazo”, el cual llena de mucha vida, arte y color las tardes decembrinas capitalinas. Esta fiesta terminará el viernes 20.

Etiquetado como: