Por: Manuel Herrera 7 diciembre, 2012
 La carrera recorrerá terrenos rurales y complicados. En la foto Karen Montero, durante una prueba de campo traviesa. ARCHIVORural.
La carrera recorrerá terrenos rurales y complicados. En la foto Karen Montero, durante una prueba de campo traviesa. ARCHIVORural.

Entre calles de pavimento, caminos rurales y bosques primarios se correrá la edición siete de la tradicional Carrera del Anafre y del Huevo Duro.

La competencia saldrá frente a la basílica de Tejar de El Guarco, en Cartago, el domingo, a las 9 a. m., y tendrá un recorrido de 9,6 kilómetros.

Javier Méndez, del subcomité de atletismo de esa comunidad brumosa, detalló que con la prueba los corredores llegarán a una altura máxima de 1.410 metros.

“La inscripción cuesta ¢5.000. Además, todos los corredores estarán protegidos por una póliza del Instituto Nacional de Seguros”, especificó Méndez, de la organización.

Sobre el nombre. La competencia es toda una tradición en la Vieja Metrópoli y ello responde, en gran medida, a lo pintoresco del nombre.

Tras la carrera, la organización tiene prevista una serie de actividades, en donde destaca la entrega de un gallo de huevo duro a cada competidor y el sorteo de un anafre, artículo histórico de la cocina nacional.

Adicionalmente, se entregará a cada atleta una camiseta y gorra alusiva a la carrera y frutas.

Torneos cortos de juegos tradicionales como bailar trompos y brincar mecate formarán parte de la fiesta. Colaboró Fernando Gutiérrez.