Por: Alexánder Sánchez 5 julio, 2012

Con el tema Camina , el que Eduardo Quesada una vez sorprendió a los televidentes en el programa Nace una estrella II , de canal 7, el cantautor costarricense empezó una velada soñada para él, en el Palacio de los Deportes, en la provincia de Heredia.

Un público ansioso, que sin duda esperaba por el plato fuerte que estaba por ofrecer Fito Páez, no fue mezquino.

Al ser las 8 p. m., la audiencia recibió con una buena dosis de entusiasmo a Quesada, quien vestido con un jeans claro y una camisa negra, saltó al escenario acompañado de su inseparable guitarra.

Luego de su primera canción, el tico presentó Quiero perderte , y no se aguantó las ganas de recordar su destacada participación en los conciertos Rock Filarmónico y el tributo a Los Beatles, realizados en varias ocasiones por la Orquesta Filarmónica, e interpretó el éxito de los cuatro grandes de Liverpool Come Together .

La ocurrencia fue bien recibida por el Palacio de los Deportes, que incluso tarareó el clásico junto al telonero, que se ganó su lugar en el escenario tras una audición realizada el fin de semana anterior.

Más cómodo en el escenario y con algo más de confianza, Quesada cantó Lluvia de enero y Paraíso perdido , ambos de su autoría, al igual que los temas Camina y Quiero perderte .

En escena, Quesada agradeció en varias ocasiones al público porque para él era un privilegio abrir el concierto de un artista que admira. Con una gran sonrisa en sus labios, y notablemente satisfecho, Quesada protagonizó un ovacionado adiós y cedió su lugar a El Flaco más esperado de la noche.

Etiquetado como: