Inmediaciones del campo ferial y orilla de la calle principal de la ciudad alajuelense lucen abarrotados

Por: Manuel Herrera 15 enero, 2015

Palmares

Cientos de personas se reúnen a las orillas de la carretera principal de Palmares y las inmediaciones del campo ferial a la espera del inicio del Tope.

Según la Asociación Cívica Palmareña, organizadora de los festejos, participan unos 2.500 caballistas en el tradicional desfile.

Desde muy temprano, camiones cargados de caballos, carros con bellas damas y caballeros vestidos con camisas a cuadros, botas, fajas con grandes hebillas y sombreros, arribaron al punto de salida, cerca del área de concierto de los festejos.

En tanto, quienes se disponen a disfrutar de la actividad como espectadores recurren al uso de bloqueadores y bebidas debido al fuerte sol.

Tal es el caso de Nelson Torres, de Palmares, que anualmente disfruta del Tope. Él transportaba su propia silla para disfrutar mas cómodo del desfile.

A lo largo del recorrido hay ventas de sombreros, lentes de sol y demás artículos de moda equina.

Solo para hacerse una idea, los sombreros cuestan entre ¢5.000 y ¢50.000 (de piel de oveja).

En el sitio también hay caballos para alquilar desde ¢50.000.

En el campo ferial se ultiman detalles para recibir a los visitantes. Las opciones van desde megabares y juegos mecánicos hasta puestos de ventas de comida.

Los festejos de Palmares se iniciaron este miércoles y se extenderán hasta el 25 de enero.

Etiquetado como: