Por: Jessica Rojas Ch. 17 julio, 2015

Imagínese un delicioso pargo rojo frito, empanizado, con papas a la francesa y una ensalada verde con lechuga y tomate. ¿Suena sabroso, verdad? Pero el pescado entero también tiene otras formas de cocinarlo: aventuras gastronómicas que lo pueden sorprender y hasta son más saludables.

Pargo al horno. Fotografía cortesía Revista Sabores
Pargo al horno. Fotografía cortesía Revista Sabores

A ver, ¿qué le parece intentarlo al horno o asado? Dos de los chefs de la revista Sabores concuerdan en que las frituras saben deliciosas, pero que en la diversidad está también el buen gusto.

Al horno tiene la ventaja de que para cocerse no necesita más que sus propios jugos y también puede rellenarse.

El saborcito a carbón se logra cuando el pescado se asa; además, aproveche también para poner unas cuantas verduras al calor.

Puede intentarlo al vapor o escalfado; aunque cada receta tiene su secreto, el resultado final puede darle a su paladar nuevas experiencias de sabor.

“Hay muchas ventajas que se logran de no cocinar el pescado frito. Se mantiene mucho mejor el sabor que, al fin y al cabo, de eso se trata, no solo de que sepa a empanizado y a aceite. Incluso, si se hace de otras formas se mantienen las propiedades de la proteína. Además, obvio que es más sano para el cuerpo”, explicó el experto Daniel Vargas.

Con él está de acuerdo la chef Lorena Velázquez . “Cocinar el pescado de otras formas tiene sus beneficios calóricos y al no usar aceite las comidas son más de tipo light ”, comentó Lorena.

Recomendaciones. En el olor está el secreto a la hora de buscar el mejor pescado. “Nunca compre un pescado que huela a pescado, es lo primordial”, dijo Vargas.

Pargo a la plancha. | FOTO CORTESÍA REVISTA SABORES
Pargo a la plancha. | FOTO CORTESÍA REVISTA SABORES

Por su parte, Lorena también dio otro tip: “Los ojos tienen que estar brillantes, que no se vean opacos ni hundidos; esa es una buena señal que indica que el producto está fresco”, aseguró.

Los especialistas dieron más consejos: tenga especial cuidado con el color de la piel del pescado, pues debe estar brillante y al presionarla no se debe hundir.

Para sazonarlo, sea cual sea la forma de cocinarlo, queda a discreción y preferencia, pero los chefs afirman que hacerlo lo más sencillo hace que se mantenga el sabor de la carne.

“Yo le agrego limón, sal, pimienta y eneldo; esta combinación resalta el sabor natural del pescado”, dijo Vargas.

“En mi caso me gusta ponerle vino blanco, caldos de verduras y pescado y no pueden faltar las hierbas frescas, para darle ese condimento especial”, puntualizó la experta Velásquez.

Receta: Pargo a la plancha

1. Ingredientes: Ingredientes: 1 pargo rojo entero, sal y pimienta al gusto, 1 limón ácido, 2 dientes de ajo partidos, 1 tallo pequeño de apio, 4 ramitas de tomillo, 1 cda. de aceite de oliva, 4 rodajas de chile dulce, 4 rodajas de cebolla, papel de aluminio.

2. Limpieza y sazón del pescado: 1. Con un cuchillo, elimínele las todas las escamas al pescado. 2. Ábrale el estómago y extraiga toda la parte interior. 3. Con un cuchillo, hágale tres inserciones por cada lado. Esto permite que se le adhieran mejor los sabores a la hora de sazonarlo y durante la cocción. 4. Parta un limón ácido por la mitad y páselo por ambos lados. 5. Condimente el pescado con sal y pimienta por ambos lados y está listo para cocinarlo a su gusto.

3. Cocción: 1. Coloque el pargo sobre la plancha, ponga encima el apio y el tomillo. 2. Agregue el aceite de oliva, tape con papel de aluminio y cocínelo por 15 minutos. 3. Cocine en la plancha, con aceite de oliva, la cebolla y el chile dulce. Coloque junto al pargo.

Receta de la chef Lidia Palmer Lewis del restaurante Lidia’s Place en Puerto Viejo, Limón

Etiquetado como: