Por: Alonso Mata Blanco 28 noviembre, 2014

Dele un descanso al arroz con pollo, una tregua a los tamales y olvídese de la pierna de cerdo; en esta temporada festiva ábrale un campo en la mesa a un platillo diferente, suculento e internacional: el pavo.

Hoy dedicamos este espacio al protagonista principal de la cena de Acción de Gracias, pero que no es exclusiva de esta celebración extranjera, pues también puede figurar en la comida de Nochebuena y en la celebración de la llegada del año nuevo.

¿Cómo se prepara? ¿Dónde se consigue?, acá le decimos.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Clásico o novedoso. Partamos de lo tradicional: en Norteamérica el pavo se presenta relleno de una jugosa mezcla que pueda estar hecha de papa, ciruela, jamón, almendras y hasta tocino... Así lo explica la chef y especialista en gastronomía, Isabel Campabadal, quien añadió que una salsa de arándano le termina de dar un excelente sabor.

En cuanto a los acompañamientos, Campabadal opinó que las guarniciones ideales son el puré de camote y las coles de bruselas.

Por su parte, el chef ejecutivo del restaurante Le Chateau , Arturo Balmaceda, detalló que el secreto para que el pavo quedé sabroso es marinar bien la carne, con mantequilla, ajo y mostaza.

Más no todo tiene que ser tan convencional. ¿Qué tal le suena un pavo a la italiana? o ¿un pavo con sabor oriental? Esa es la propuesta del chef Rafael Calderón , quien recomienda preparar una cena temática, para romper con los moldes y darle un sabor diferente el pavo.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Por ejemplo, si se decanta por el estilo italiano, la sugerencia es adobar el pavo con romero, ajo y aceite de oliva; ofrecer ravioles como guarnición y coronar la velada con un tiramisú de postre.

Si le gusta más el sabor asiático, el chef Rafael le propone bañar el pavo con jengibre, zacate de limón y naranja. De igual forma, las guarniciones deben ser platillos acordes al sazón oriental.

Oferta. Si las líneas anteriores le abrieron el apetito y se decidió a abrirle un espacio en la mesa al pavo, le agradará saber que en los supermercados ofertan este platillo en diferentes presentaciones; hasta cocinado lo puede comprar.

Citamos dos ejemplos: en la cadena Wallmart se venden pavos enteros crudos, ahumados, horneados... El precio del pavo va desde los ¢2.995 el kilogramo.

Mientras que Auto Mercado ofrece pavos enteros acompañados de salsa de arándanos o de hongos, así como de distintas guarniciones.